Elige sentirte bella

Hoy quiero compartir con ustedes un vídeo que corresponde a una campaña que hizo Dove sobre la percepción de un grupo de mujeres quienes para entrar a un edificio tenían que decidir por cuál puerta hacerlo: por una que tenía un letrero que decía «bonita» o por aquella que decía «común». Podrán observar qué decisión tomaron las damas e incluso se ve la imagen de una que prefiere huir siendo incapaz de decidir por cuál puerta entrar.

Tendríamos que comenzar definiendo tu percepción de bonita, y digo tu percepción porque si eres víctima del bombardeo de los medios sociales buscarás compararte con las imágenes que relacionan con la belleza. Pero ¿sabes qué?, están errados, ese es un concepto comercial, no real; si la belleza estuviera supeditada a estándares físicos sería bien pobre. Mucho daño causa el llevar tu estándar de belleza a lo que dicen los medios. Así vemos personas que van cirugía tras cirugía para ser más bellas o caen en la bulimia y/o anorexia para alcanzar un estándar de peso ideal sin por ello lograr realmente sentirse hermosas e incluso poniendo en peligro su vida.

La belleza viene del alma y por eso no caduca con el paso del tiempo. Quien la tiene la seguirá teniendo hasta que muera: un alma hermosa, compasiva, capaz de sentir y dar amor es realmente bella. Les doy un ejemplo, yo tengo una vecina que se la pasa amargada, resentida con la vida, y en ocasiones, al verla caminar por la calle, y detenerme en la expresión de su rostro, su cara refleja rabia, amargura y desde allí no hay belleza que transmitir.

Otro ejemplo que te invito a considerar es el de observar a la gente cuando ríe o sonríe con ganas, cuando expresa ternura, ¿te has fijado qué bellos se ven? Y así pudiera seguir dándote evidencias de cómo es que desde tu interior se refleja todo, pero sé que a estas alturas posiblemente ya tengas más de un ejemplo en tu mente.

Cultiva tu alma desde la espiritualidad, el amor, el elevar tu conciencia, superar resentimientos, nadar en las aguas de la ternura, tener compasión, y serás hermosa, claro, siempre y cuando sea real, sea sentido y no fingido, porque la mentira no es hermosa, solo la verdad lo es.

Sentirte bella es una decisión que tú tomas y desde allí se irradia, decide ser bella por dentro y lo serás por fuera, decide creer en tu belleza y los demás lo percibirán. Decide entender que la belleza es tu elección y no la percepción que tengan de ti otras personas.

Para finalizar, te invito a ver el vídeo, que lo disfrutes.



Deja tus comentarios aquí: