En América Latina se cocina algo

Nunca un congreso de gastronomía había generado en Latinoamérica el grado de expectativa que ha tenido el congreso Mistura que abrió sus puertas el pasado Jueves 08 de Septiembre, y que se extenderá hasta el 18. Números del ministerio de turismo de Perú estiman que 4000 personas decidieron viajar al pais suramericano exclusivamente para ser testigos del evento, y los organizadores se prepararon para recibir a un total de 200.000 visitantes. Recalco la cifra para que no parezca un error de tipeo: Doscientos mil visitantes.

La altura de la vara de todo conclave es determinada fundamentalmente por dos aspectos: La influencia de sus ponentes y la trascendencia en el tiempo de las ideas que eventualmente surjan de las discusiones. El primer aspecto (con seguridad, el que mas personas ha atraído a Lima) quedó totalmente cubierto desde el momento en que lograron la presencia de los 9 cocineros que encabezan la lista de los «50 mejores del mundo» así como de Ferrán Adriá, quien es sin lugar a dudas el cocinero más importante de las últimas décadas. Muy pocas veces había sido posible tener a todas las grandes estrellas de la Alta Cocina en un mismo foro ¡Y está sucediendo en nuestro continente!

En-America-Latina-se-cocina-2Ya en el plano más especializado de la restauración gobal, existe también enorme ansiedad por conocer el resultado de los dos documentos que surgirán de igual número de reuniones y que tendrán los nombres de «El manifiesto de Lima» (liderado por lo que ya se conoce como el G9+1 de la gastronomía) y del «Encuentro de cocineros latinoamericanos», que será liderado por el Chef peruano Gastón Acurio, quien no sólo es cabeza y motor del rutilante movimiento de gastronomía en Perú, sino una de las voces más inteligentes a la hora de mostrar los caminos de la cocina como herramienta de inclusión social y crecimiento de los pueblos desde su cultura.

El que se esté dando en Latinoamérica un congreso de semejante magnitud no es un hecho casual. Prácticamente todas las voces intelectuales en cocina, las mismas que avizoran tendencias y posibilidades, vienen advirtiendo que el próximo movimiento de Alta Cocina surgirá desde nuestro continente. Tenemos que estar preparados para ello, y cuando llegue nuestro momento, a la altura de las circunstancias. Mantengo comunicación con colegas de diferentes países de América y se que buena parte de ellos viajan hacia Lima tanto en calidad de ponentes como de testigos.

            II

Venezuela estará presente a través de una conferencia a cargo del colectivo gastronómico «Venezuela Gastronómica». Pero escribo esto porque la noticia es otra: Lo que este congreso ha generado en el país es uno de los fenómenos mas hermosos que me ha tocado atestiguar. De manera absolutamente espontánea y sin ponerse de acuerdo, un número realmente abrumador de venezolanos decidió asistir. Contada hasta aquí, la noticia no tiene nada extraordinario y mucho menos en medio de 4000 visitantes estimados; pero una vez que comencé a contactarlos, confirmé la fibra de la que está hecha este pueblo. Todos llevan libros de cocina venezolana para donar, salsas, tequeños, productos y hasta mandaron a imprimir información sobre Venezuela. Todos sin excepción pagaron el pasaje y los costos de ir, ninguno espera aplausos o salir retratado. Lo escribo y vuelvo a erizarme de sólo pensarlo. No se trata de personas que van por intereses comerciales asociados a sus profesiones, de aprendizaje o simplemente para ser parte de la historia. Son personas que sintieron la necesidad de que Venezuela se hiciera notar. Personas que entienden que aquí está pasando algo y que es muy importante que lo mostremos. Son 13 cocineros, 2 historiadores, 2 diseñadores, 2 periodistas y un colectivo que sintieron simultáneamente un llamado y que entienden que cada venezolano es un embajador en tierras ajenas. Algo muy grande debe estar pasando en nuestra gastronomía para que esto suceda.

 



Deja tus comentarios aquí: