Enero, el mes de los propósitos

Enero es un mes que me encanta, es un mes de renovar, y en cierto modo, aunque solo sea el inicio del calendario y la culminación de celebraciones, es un mes que permite crear, innovar, y poner en marcha una serie de propósitos, algunos que quedaron engavetados, otros que, sencillamente, vienen a formar nuestro presente, los que nos hacen ser quienes somos. Muchas de esas intenciones están dirigidas a alimentarnos de manera saludable, esta vez sí hare esto, lo otro, y así sucesivamente… Sin embargo, tu propósito principal es estar presente y consciente, es por ello que hoy quisiera compartir contigo, algunas premisas muy generales, pero que adaptándolas a tu forma de vida, de seguro van a contribuir en el logro de esos ansiados propósitos:

  • Revisa qué realmente te hace feliz, qué te llena, qué te inspira, y a partir de allí, incorpora a tu vida con mayor frecuencia ese atardecer, esa comida, esa caminata…
  • Si bien es cierto que somos lo que comemos, también somos lo que nos ejercitamos, si aun no tienes alguna actividad deportiva, este es el momento de que pruebes con una caminata, te unas a un club de running, trekking, o cualquier otra que te inspire.
  • Agradece y valora cada momento de tu vida, ¡agradecer es la esencia de la felicidad!
  • Escucha tu cuerpo, es muy sabio.
  • Medita… Meditar va más allá de sentarte en posición loto y no hacer nada. Medita bailando, pintando. Conéctate con tu esencia.
  • Cuida lo que ingieres, cocinar también es un acto de amor.
  • Dedicación y disciplina, palabras mágicas para lograr nuestras metas y propósitos.
  • Organiza tu tiempo y establece prioridades. No le des mayor importancia a algunas áreas de tu vida sobre las que realmente son importantes.
  • Tu familia y amigos son tesoros.
  • Solo de ti depende tu felicidad.

Escribe, establece tus prioridades, y que este año el universo te conceda la mayor de las bendiciones. Hasta pronto.



Deja tus comentarios aquí: