Enfoca tu mente hacia tus logros y próximos objetivos

Nos encontramos en una época que nos invita a reflexionar, compartir y disfrutar. Más allá de las creencias religiosas que podamos tener cada uno de nosotros y los motivos por los cuales celebramos la Navidad, es un tiempo que nos tomamos algunos para estar con nuestros seres queridos o quizás para dedicárnoslo a nosotros mismos, descansar o hacer lo que nos hace sentir bien.

De modo que la Navidad puede vivirse desde la espiritualidad, un reencuentro con uno mismo, con nuestros más profundos sentimientos; desde un renacer continuo que nos ayude a transformarnos cada vez más en lo que deseamos ser. Todos de alguna manera tenemos nuestro propio árbol de Navidad que es el árbol de nuestra vida. Cada uno siembra su vida como si fuera un árbol y lo abona con cada tarea asumida, con la fe, la paciencia, la constancia y el amor que ponemos cada día; lo adorna con cada logro y reto alcanzado. Imagina tu propio árbol de Navidad y adórnalo escribiendo cada logro obtenido en este año.

También, el hecho que termine un año nos puede servir para hacer una evaluación acerca de lo vivido y logrado en el transcurso de estos meses y lo que podríamos hacer en el tiempo que vendrá. Que la llegada de un nuevo año lo veamos como la oportunidad de seguir diseñando lo que queremos para nuestras vidas. Pensar en los sueños por cumplir para convertirlos en metas reales, observar que actitudes queremos cambiar que nos harían sentir mejor y nos ayudarían a optimizar nuestras relaciones, asumir el desafío con uno mismo de vivir las experiencias desde nuestra propia armonía y libertad.

enfoca-tu-menteConstantemente estoy relacionada con muchas personas a quienes apoyo en sus vidas y por mi experiencia cada día me convenzo más del enorme poder que tiene nuestra mente y cómo las elecciones que tomamos determinan la calidad de nuestra vida. De ahí la importancia de elegir ver y hacer aquello que nos proporcione satisfacción y que a su vez afecte positivamente nuestro entorno.

Como siempre transmito en mis artículos, a nuestra mente le gusta que le demos significados, que la focalicemos y la dirijamos, así que te invito a dirigirla hacia algo más positivo en estas fechas. Tómate el tiempo para escribir, te ayudará a ver con más claridad todo aquello que está guardado en tu mente. Es un muy buen ejercicio que me ha dado excelentes resultados.

Te sugiero hacer:

  1. Una Lista de Logros del Año coloca en ella todo lo que has conseguido y que te propusiste en otros tiempos.
  2. Una Lista de Aprendizajes todo lo que te aconteció y dejó huellas en ti; que te hizo más sabio y más fuerte. Toma todo lo bueno de tus experiencias pasadas. Agradece por todo lo que tienes.
  3. Y finalmente organiza tu Lista de Metas para el 2013. ¡Escríbelas! es la primera forma de materializar tus deseos; visualiza tus metas en detalle con imágenes que sean motivadoras para ti. Presta atención a tus sensaciones, que sean de satisfacción y éxito. Suelta los temores si los hay y decreta tus metas positivamente. Asume el compromiso y emprende la acción con tareas pequeñas hasta llegar al resultado deseado.

La vida está para experimentarla y aprovecharla. ¡Asume cada día como una oportunidad!

«Somos lo que somos porque primero lo hemos imaginado»
Donald Curtis



Deja tus comentarios aquí: