Enfócate para alcanzar el más alto nivel

“No nos perturban las cosas, sino la visión que tengamos de ellas”

Epíteto

Enfocarse es la capacidad que tenemos para observar el bosque y no un solo árbol. Es la habilidad de sacar el máximo provecho de una situación sin dejarnos desanimar por la totalidad de la circunstancia. Es la habilidad para remover los obstáculos y las distracciones mentales, de tal manera que podamos concentrarnos con claridad. En definitiva, enfocarse es saber qué quiero, cuándo lo quiero y por qué lo quiero.

Cuando nos enfocamos algo extraordinario sucede pues, tenemos un norte, un camino trazado. La mente no puede alcanzar el logro hasta que tenga los objetivos claros.

Albert Siepert, director del centro espacial Kennedy, atribuyó el logro de los astronautas estadounidenses que llegaron a la luna al gran enfoque de la NASA. Por una década, la organización dedicó todo su tiempo y energía para llegar a la luna. El salón de la fama del béisbol Hank Aaron dijo: “Creo que lo que separa a una superestrella de un jugador de béisbol promedio es que se concentra un poquito más.”

El poder de la concentración lo veo reflejado en mi vida, pero también en la de los distintos profesionales a los que asesoro, principalmente en deportistas. He trabajado con muchos beisbolistas y futbolistas profesionales y he podido percatarme de que la diferencia entre ese beisbolista que llega a las grandes ligas y ese otro que al final no pasó de ser uno más del montón fue su disciplina para enfocarse y trabajar duro por sus objetivos y metas.

La diferencia entre ese futbolista con el que he trabajado y que hoy forma parte de la selección nacional, jugando además en equipos europeos y aquel futbolista que no logró trascender, muchas veces no tiene que ver con el talento; en ocasiones está vinculado a la claridad de propósito que existe en sus vidas, lo cual se traduce en enfoque, que finalmente desemboca en una concentración del más alto nivel.

Te sorprenderías al ver el impulso que podrían tomar tus proyectos, tu profesión y tus objetivos de vida si tan solo sellaras ese agujero por donde se fuga tu energía, lo que impacta directamente en tu concentración.

¿Te gustaría mejorar tu enfoque?

A continuación te presento algunas claves para que alcances un enfoque del más alto nivel:

  1. Pensar en el aquí y en el ahora: Es decir, darle mayor importancia al presente antes que al futuro y al pasado. Reconocer que la mayor riqueza la tenemos en el presente. Ahí debemos prestar nuestra mayor atención.
  2. NO te enfoques en los resultados, enfócate en darlo todo: significa que nuestra búsqueda debe estar en nuestro rendimiento, en la capacidad de mejorarnos. Los resultados serán la consecuencia de ese esfuerzo.
  3. Tener un propósito definido: Saber qué estamos buscando exactamente nos imprime un sentido de direccionalidad clave en nuestro rendimiento.
  4. Tener clara la diferencia entre dispersión y diversificación: Dispersión es intentar hacer distintas actividades y tareas al mismo tiempo. Por ejemplo: soy mecánico, oficinista y vendedor de bienes raíces al mismo tiempo. Aquí entran las personas que buscan afanosamente mejorar sus ingresos sin darse cuenta de que lo que hacen es dilapidar energías y perder eficacia. Diversificación significa concentrarme en mi talento u oficio y convertirme en un especialista. Por ejemplo: te gradúas de médico. Diversificación significa que buscarás distintas maneras de obtener ingresos a través de tu profesión, es decir, ganar dinero por consultas, por trabajar a una empresa del estado, por operar, por dar conferencias, por publicar un libro, por ser socio de una clínica, etc., manteniéndote siempre dentro de tu área.
  5. Tener claro qué puedo manejar y qué escapa de mi control: El pensamiento racional es clave. Es decir, no perder energías en intentar controlar aquello que no puedo es clave para lograr altos niveles de enfoque. Cuando aprendemos a diferenciar una cosa de la otra nuestras fuerzas se multiplican y en consecuencia nuestra creatividad se fortalece.

Enfocar nuestra mirada en lo que tenemos y no en aquello que nos falta nos abrirá grandes puertas en la vida. Sé que no es fácil analizar todo lo que sucede con objetividad, sin caer en negación, pero por salud y crecimiento debemos aprender a avanzar, a celebrar y a dar gracias por aquello que tenemos, siempre dentro del marco del optimismo racional y no del optimismo ingenuo.



Deja tus comentarios aquí: