¿Envejecemos o maduramos?

Sentada esperando a que mi hija saliera de sus prácticas de volleyball, me topé con un pequeño magazine local en el cual estaba un artículo anónimo que me llenó de inspiración, y el cual he decidido compartir con todos aquellos que han comenzado a pensar en la vejez, especialmente porque sus padres ya están en esa etapa de la vida dura, pero muy sabia a la vez.

“Algunos de nosotros envejecemos de hecho, porque no maduramos. Envejecemos porque nos cerramos a las nuevas ideas y nos volvemos radicales. Envejecemos porque lo nuevo nos asusta y nos tornamos egoístas”.

“Envejecemos porque dejamos de luchar. Todos estamos matriculados en la escuela de la vida, donde el maestro es el tiempo. La vida solo puede ser comprendida mirando hacia atrás, pero solo puede ser disfrutada mirando hacia delante”.

“En la juventud aprendemos, en la vejez comprendemos”.

“Envejecer no es preocupante ser visto como un viejo si lo es”.

“Envejecer con sabiduría no es envejecer. En los ojos del joven nace la llama, en los ojos del viejo brilla la luz”.

“La edad  no existe,  somos nosotros quienes la creamos”.

“Si no crees en la edad no envejecerás hasta el dia de tu muerte”.

“La edad no existe, lo que existe es la vida”.

“No dejes que la alegría del pasado y el miedo al futuro estropeen la alegría del presente”.

“La vida no es corta, somos nosotros los que nos mantenemos dormidos durante mucho tiempo”.

“Convierte el paso del tiempo en una victoria y no en  un pérdida. Simplemente vive!”



Deja tus comentarios aquí: