Equipos de alto desempeño, una clave para el éxito

Equipos de alto desempeño, una clave para el éxito

Muchas empresas y emprendedores olvidan cuidar, desarrollar y retener a su activo más importante “el recurso humano”. La diferencia en el desempeño de un trabajador varia del cielo a la tierra cuando está motivado comparado con cuando está desmotivado. Algunos de mis clientes, emprendedores y gerentes se quejan de que sus empleados no son proactivos y no toman la iniciativa para resolver los problemas. Ellos asumen que esa actitud es solo culpa de los empleados y no reconocen que ellos tienen parte importante de culpa de que ocurra esta situación. Este artículo les dará algunas claves que he aprendido a lo largo de mi carrera en USA, Europa, Latinoamérica, Brasil y Venezuela para desarrollar equipos de alto desempeño que han impactado drásticamente el logro de los objetivos de mis departamentos y las empresas que he emprendido y en que he trabajado.

Según estudios de la Consultora Gerencial McKinsey and Company, estrategias impecables fracasan en su implementación y muy pocas compañías reconocen una de las razones más importantes que ocasionan estos fracasos. Para que una estrategia sea implementada con éxito se necesita el liderazgo adecuado. Sin embargo, según estudios de la misma consultora, muy pocas compañías reconocen este error.

El recurso humano es el que implementa las estrategias y tácticas de forma exitosa. Sin embargo, en muchas compañías y emprendimientos los empleados no conocen las estrategias ni los objetivos de la empresa, ni mucho menos cómo su trabajo encaja en el logro de estos objetivos de las mismas. Estas empresas no han desarrollado equipos de alto desempeño.

El primer paso para desarrollar un equipo de alto desempeño es involucrar a los empleados en la estrategia de la empresa explicándole la misma en un lenguaje que ellos puedan decodificar según su nivel de instrucción. Luego, hay que explicarles cómo su trabajo encaja en el logro de los objetivos de la empresa.

Las descripciones de cargo son muy importantes. En mi experiencia trabajando en grandes multinacionales y asesorando compañías de todos los tamaños he visto pocas descripciones de cargo que palpen en blanco y negro el trabajo de los empleados. En mi opinión, muchas descripciones de cargo parecen una lista de supermercado sin priorizar las actividades realmente importantes para el desempeño exitoso del trabajador. Tampoco he visto muchos sistemas de incentivos que premien o alineen los objetivos del empleado con los objetivos de la empresa.

Para desarrollar equipos de alto desempeño hay que definir claramente los objetivos de cada empleado. Recuerdo mis frustraciones y las de mis colegas cuando los criterios de evaluación de desempeño estaban divorciados con los objetivos o tareas que teníamos que realizar para lograr los objetivos de nuestro cargo, el departamento y la empresa. En estos casos los aumentos de sueldo quedaban a discreción de la afinidad del empleado con el jefe así como la personalidad del supervisor. Otro problema frecuente es que los objetivos son inalcanzables y los empleados no se esfuerzan por lograrlos porque de antemano saben que no los van a alcanzar.

Otro punto muy importante es el sistema de incentivos, un buen sistema de inventivos debe incluir factores monetarios y factores no monetarios. El sueldo es un motivador de los que llamamos higiénicos, si no se les paga un buen sueldo a los trabajadores, estos  se desmotivarán, pero el hecho de que se le pague un buen sueldo no es necesariamente el factor determinante para su motivación. Muchas veces los factores no monetarios como el reconocimiento al logro son mucho más poderosos que los incentivos monetarios. Compañías como McDonald reconocen al empleado del mes y ese reconocimiento hace que los empleados se esfuercen por lograr sus objetivos, ser los mejores del grupo y obtener esa distinción.

Otro factor importante para el desarrollo de equipos de alto desempeño es el ambiente de trabajo. Ya es bastante difícil levantarse temprano en la mañana para ir al trabajo. Si además el ambiente al que llegamos es desagradable, el trabajador no se sentirá a gusto y no estará motivado. Es responsabilidad de los líderes de la compañía crear un ambiente de refuerzo positivo que sea agradable para los empleados.

Crear equipos de alto desempeño es indispensable para el éxito de las compañías y los emprendimientos. Un equipo de alto desempeño puede lograr resultados excepcionales, crea sentido de pertenencia, reduce la rotación de personal e impacta drásticamente el éxito de las empresas y los emprendimientos.



Deja tus comentarios aquí: