Equivocaciones y aprendizajes incómodos

Las equivocaciones son juicios que nuestra mente establece. Si lo piensas en frío, lo que llamamos error o equivocación es simplemente el producto de un resultado distinto al esperado.

Los sistemas de creencias nos muestran que ante ciertas situaciones deberíamos obtener resultados específicos y cuando esto no sucede, sentimientos variados de dolor y frustración pueden presentarse.

Es importante confiar que lo sucedido es parte de lo que toca vivir y que no todas las consecuencias que se derivan de una equivocación son negativas. La supuesta equivocación se puede convertir en una bendición… o en algo positivo.

Aceptar esos “supuestos errores” es un gran paso para sentir paz.

  • Las equivocaciones se pueden presentar como aprendizajes incómodos.
  • Las equivocaciones molestan y con frecuencia, buscamos miles de justificaciones para exculparnos y de esa manera calmar nuestro malestar.

El perdón genuino nos lleva a valorarnos como personas… CUANDO TE PERDONAS FLUYES.

Algunas recomendaciones:

  • Equivocaciones BlogSi el error o la derivación del problema continúa apareciendo en tu mente por varios días como un tema relativamente obsesivo, utiliza la técnica de la focalización, es decir, coloca tu energía mental o foco en algo distinto. Por ejemplo, puedes pensar en algunas situaciones del pasado que hayas solucionado satisfactoriamente o puedes distraerte leyendo un libro, ver una comedia o salir a caminar para distraerte.
  • Cuando aparezca en tu mente el pensamiento de crítica hacia ti mismo, recuerda que detrás de esa situación hay un aprendizaje que verás con claridad más adelante.
  • Antes de dormir, focaliza tu atención en pensamientos placenteros, por ejemplo visualizarte en una hermosa playa o en la planificación de tus próximas vacaciones. Si lo anterior no te funciona, busca una meditación guiada o lee un libro que te ayude a desviar el foco del pensamiento obsesivo.
  • No continúes en esa espiral negativa sin sentido montándote en escenarios sobre el resultado distinto que hubieras obtenido de haber tomado un camino diferente, esto lo que hace es alterar tus nervios y generarte más estrés.
  • Piensa que para próximas oportunidades estarás más preparado para el reto que se te presente.
  • Culparte constantemente por ese error cometido te llevará a mantenerte anclado en un pasado que ya no existe y en una experiencia negativa que te está generando malestar.
  • La culpa no es más que la percepción de cómo identificamos y analizamos un asunto. Al cambiar esta percepción y sustituirla por la aceptación y el perdón, las cargas se hacen más ligeras.
  • Desahógate con alguien de confianza y saca lo que tienes por dentro.
  • Piensa que si algo perdiste, otros han perdido más.


Deja tus comentarios aquí: