Eres lo que comes

Qué y cómo comemos es un lenguaje a través del cual el alma manifiesta la realidad emocional que impera en tu vida. Es el combustible gracias al cual activas el cuerpo físico, el vehículo para llevar a cabo su historia de vida.

Al igual que sucede con nuestro cuerpo físico antes de una intervención quirúrgica, nuestra alma ha de estar fuerte y preparada para afrontar los momentos de transformación con energía creativa de vida. En esta ocasión vamos a subir nuestra rata vibratoria con los alimentos.

¿Cómo comienzas el día? Obsérvate cuando despiertas, te asombrarás. Este es un termómetro infalible para corroborar tu estado emocional.

¿Crees que es bueno salir de la cama, prepararte a toda prisa e ingerir de inmediato una cantidad de alimentos que requieren tiempo/energía para su digestión? ¡NO!

El cuerpo necesita ser nutrido mediante una alimentación y una postura ante la vida completa, equilibrada y sana pues determina su salud, su rendimiento y, por lo tanto, la alegría de vivir.

Vamos a comenzar el día tomando un Jugo Cuántico. Fíjate: llega al estómago 1) limpiándolo; pasa al intestino delgado 2) liberando los nutrientes que serán transportados por la sangre a cada órgano, inyectando vitalidad; y, por último, depositará en el intestino grueso la fibra que 3) eliminará toxinas. ¿Necesito decir más?

Fórmula: el zumo de dos (2) naranjas maduras, el zumo de medio limón, cinco (5) cms de pepino, cinco (5) cms de zanahoria, media manzana roja, una (1) rueda de piña, medio tallo de celery, un trocito de jengibre, un trocito de cristal de sábila y una cucharadita de miel.

Después de 21 días puedes agregarle a esta base, alternando: tomate, pimentón, remolacha, rábano, nabo, perejil, pera, papaya, mango, etc. Sigue tu instinto.

Este jugo, para que tenga los resultados deseados, debe ingerirse en ayunas y ser tomado de un solo trago (cual tequila), no como acompañamiento de tu desayuno habitual. También aportará muchísimo que lo ingieras durante la luna en fase creciente y especialmente durante la fase de luna llena, ya que durante este período se absorben y retienen más sus nutrientes.

Te sugiero que además, mientras lo tomas, visualices a todo color como el líquido, con su naranja, rojo, verde, amarillo, penetra en tu organismo infundiéndote de sabia vital. También puedes complementar este ritual con una afirmación, oración o mantra, tal como:

¡Oh, destellos amarillos de sol! Enriquezcan mi inteligencia. Refuercen mi plexo solar, para digerir, asimilar e inhalar átomo dorado de alegría, todo temor anulado.

¡Oh, rayos azafranes de sabio prana!

Fluyan en dorada circulación, alimenten mis células como maná cósmico, en todas las partes de mi totalidad.

El fortalecimiento y la sanación adquiridos en esta primera fase de auto conocimiento a través del dominio de nuestros pensamientos se traduce, hoy, en comprensión para el futuro inmediato. Hagamos un alto en el camino.

Sintamos cómo es estar despiertos, abrazando el nuevo día con todas sus infinitas posibilidades.



Deja tus comentarios aquí: