¿Eres tortuga o liebre? O ambos…

Vivimos en un mundo que va a la carrera y buscamos soluciones rápidas que no son necesariamente las más eficientes, sin embargo hay momentos en los que debemos acudir a la técnica de la tortuga y tomarnos las cosas con calma, tomándonos tiempo. Y hacer las cosas en el tiempo necesario.



Deja tus comentarios aquí: