¿Es conveniente mantener una relación en secreto?

¿Es conveniente mantener una relación en secreto?

Ella estaba segura de que lo amaba, ya tenían varios más de seis meses de relación pero él no se decidía a definir que era eso que tenían los dos; prefería tener la relación en secreto, no involucrar a las respectivas familias.

La pasión entre los dos funcionaba de maravillas y era justo en esos momentos donde ella se sentía plena y amada peor luego todo debía ser en secreto. Él se negaba a conocer a la familia de ella y por supuesto presentarle los suyos.

Ante cada insistencia de ella por formalizar la relación él intentaba evadir a menos que ella presionara con dejarlo; cuando eso ocurría él le dice que si quiere una relación con ella pero se mantiene firme en no hacer público lo que entre ellos está pasando, sea lo que sea que fuere.

Ella se siente mal, cree haberse enamorado sola, ya tienen un año de relación y nada ha cambiado y se pregunta ¿debo continuar o mejor poner fin de una vez?

Dentro de este planteamiento quiero que revisemos la teoría triangular de Robert Sternberg, psicólogo estadounidense, que plantea que el amor está compuesto por 3 cualidades que se manifiestan en cualquier relación amorosa intimidad, pasión y compromiso.

· Intimidad: se refiere a la conexión entre las dos personas, a la confianza que se tengan, al sentimiento asociado de amor.

· Pasión: se relaciona con la excitación, la atracción física, la necesidad de tener intimidad sexual. Este componente es la excitación o la energía de la relación.

· Compromiso: es la decisión de continuar juntos y construir una historia entre los dos.

Cuando se tiene amor consumado o completo, las parejas continúan manteniendo el deseo, la pasión la complicidad, la confianza y por supuesto el amor, aunque par supuesto que para que este amor se mantenga a lo largo de los años se requiere de la decisión diaria de cada miembro de la pareja de mantener esa llama viva, es decir, no dar el amor por sentado. Es levantarse cada mañana con la convicción de enamorarse y enamorar al otro como si fuera la primera vez y, en este particular muchas parejas fallan.

Pero volviendo al caso que planteaba en un principio y analizado a la luz de esta teoría, pareciera que el elemento pasión se encuentra más que presente, la intimidad en cierta forma en el sentido que pareciera existir algún tipo de afecto que haya permitido que la relación se haya prolongado tanto tiempo aunque la confianza en el otro parece estar afectada. El otro elemento, el compromiso, se encuentra en duda.

La joven pide consejos sobre la conveniencia o no de continuar la relación, y esa decisión jamás debe depender de un tercero, es ella la que debe reflexionar y decidir, es su vida, es su sentir. Lo que es importante que entienda es que el amor es o no es, no se presiona, ocurre… de modo que este compromiso debería fluir voluntariamente por ambas partes.

Ella no se siente cómoda, tiene dudas sobre la seriedad de la relación, y obviamente hay elementos que la hacen dudar. Hay mucho que profundizar, siendo unas preguntas básicas: ¿Sabes con quien vive? ¿Estás segura que está libre y sin compromiso?

Llama la atención lo cíclico del proceso; reclama y él se compromete aparentemente pero sin dar mayores avances; pero si desea continuar, a su manera pero continuar. Obviamente no le es indiferente pero es obvio también que algo pasa ¿qué? no tengo la menor idea.

Jamás le diría si debe continuar o no, eso es una decisión estrictamente personal como mencionaba anteriormente; entiendo que lo ama, pero lo que si debe considerar es que el amor no es sufrimiento, el amor es paz, bienestar, complicidad, y problemas también como en cualquier tipo de relación interpersonal… sobre eso no hay porque angustiarse…en lo que si hay que tener cuidado es en no abrir la puerta de la duda, de la desconfianza, porque es equivalente a cavar la tumba del amor, y suele afectar mucho emocionalmente.

Y tu ¿qué piensas?

Imagen de Fathromi Ramdlon en Pixabay



Deja tus comentarios aquí: