Es tiempo de reinventarnos

Una de las cosas que vemos hoy en día es que, independientemente de la etapa de nuestras vidas en la que estemos, todos hemos experimentado algo que es totalmente cierto: estamos rodeados de situaciones muy cambiantes. Podemos tener 20, 40 o 60 años y vemos como día a día las situaciones, eventos o circunstancias nos llevan a tener que cambiar y adaptarnos muy rápidamente. Algunas personas han atravesado por situaciones complejas y difíciles en temas laborales, familiares o financieros; otros, hemos pasado por todas ellas y a la final, comenzamos a darnos cuenta que solamente es nuestra capacidad de adaptación a lo que nos ocurre y de reinventarnos continuamente, lo que nos permitirá llegar a ser exitosos.

Si llegamos a reinventarnos, la mayoría saldremos fortalecidos y encontraremos oportunidades que nunca hubiéramos visto anteriormente. Reinventarse no es nada nuevo ya que mucha gente lo ha hecho desde hace siglos; gente innovadora, optimista y exitosa. Hoy inclusive, vemos a emprendedores y empresas en un proceso constante de cambio y reinvención para poder satisfacer las necesidades de un nuevo mercado. Marcas como Disney, Nike, Zappos y otras venden hoy en día un nuevo estilo de vida o inclusive, una nueva experiencia.

La decisión de reinventarse se inicia con una decisión personal. Debemos buscar nuestra misión, nuestros valores o buscar también a gente que nos inspire y nos ayude. Al hacerlo, nos daremos cuenta de las áreas de oportunidad y mejoras que tenemos por delante; identificaremos las metas que queremos alcanzar y fijaremos un plan de acción para hacerlo. Recuerden que todo plan y toda acción, grande o pequeño, comienza con un primer paso.

John Maxwell, experto en liderazgo, dijo en su artículo Viviendo una vida útil que «la vida no es un ensayo; es una presentación en vivo. Por ello debemos tener sumo cuidado en vivir una vida verdaderamente útil desde este preciso momento«. ¿Será entonces que necesito reinventarme para tener una vida útil? En realidad la respuesta es sí y por ello es tan importante darse cuenta de quién soy, qué relaciones tengo o con quienes, qué decisiones tomo, cómo anticipo las experiencias con las que me voy a encontrar y cómo podré dejar una huella en los demás. Nuestras vidas son muy variadas si las vemos como una serie de pequeñas reinvenciones continuas, por lo que debemos pensar claramente y de manera positiva en nuestras metas y en lo que queremos alcanzar.

Todos los cambios que hagamos en nuestra vida, por más pequeños que sean, requieren de constancia, esfuerzo, dedicación y sobre todo, el compromiso -con nosotros mismos- para alcanzarlos, sobreponiéndonos a los obstáculos que encontremos en el camino. Movámonos hacia adelante, reinventémonos y veremos los resultados. Así que tomen la iniciativa y REINVÉNTENSE en lo que será solo el primer paso de una vida más plena, motivada y posiblemente más feliz para ustedes y quienes los rodean.



Deja tus comentarios aquí: