Eso que estás pensando lo estás creando

Eso que estás pensando lo estás creando

Días atrás publiqué en Twitter una frase que dice: «Toda situación que vivimos nace primero en el mundo de lo invisible. Todo es energía. Somos seres espirituales experimentando lo humano».

En el universo todo es energía, y nuestra función es ser creadores. Todos los pensamientos que tenemos en la mente, crean nuestro mundo en un proceso constante. Cada situación y experiencia que vivimos, se originó con un pensamiento.

Es importante estar atentos al movimiento de la mente y observar en qué pensamos durante el día; sobre todo en los primeros minutos luego de abrir los ojos en la mañana, y también antes de irnos a dormir.

Al darnos cuenta del poder de nuestras formas de pensar, tanto personales como colectivas, podemos comenzar a elegir a qué pensamientos daremos lugar. Qué pensamientos nos llevan hacia adelante en el camino y cuáles retrasan nuestro crecimiento; cuáles nos hacen sentir alegría y cuáles no, qué pensamientos crean la realidad próspera que queremos, y cuáles nos limitan a creer que no podemos lograrlo. Eso se llama crear a consciencia.

No estamos obligados a alimentar nuestra vida de pensamientos que duelen. Puede que los hayamos elegido en otro momento, pero si ahora nos angustian, enferman o quitan las ganas de existir; ya podemos empezar a sustituirlos por ideas más amorosas. Hacia nosotros mismos, los demás, la familia, el trabajo, el dinero, la salud, Dios, o lo que sea.

Vive en nosotros un poder ilimitado. Ese poder, si está guiado por una mente cristalina y conectada con la divinidad, puede lograr grandes maravillas. Y esto no es algo excluyente para algún «elegido», porque es un don que todos tenemos. Un pensamiento que cura, es un milagro; nada en el mundo sana como el amor. Y el amor sana al mundo.

Ahora comparto contigo una frase del libro Un Curso de Milagros. Me la digo todos los días, para recordar lo que soy. También la utilizo para meditar.

«Soy tal como Dios me creó. Me acepto y me amo tal cual soy. Porque soy amor».



Deja tus comentarios aquí: