Espejismos ¿Cuántas de nuestras «realidades» lo son?

Viajando en carretera hacia la casa de mis padres acompañada de mi sobrina de 9 años, ella me comenta que su mami le explicó que eran los espejismos y se divertía ubicándolos en carretera, imaginando el «agua de la lluvia» empozada en la vía.

 Me divertí unos instantes con ella descubriéndolos mientras seguíamos nuestro camino, luego me encontré reflexionando en la magia de estos y como se desvanecen ante nuestros atónitos ojos en la medida que nos acercamos.

Fuente: http//:www.es.wikipedia.org

Fuente: http//:www.es.wikipedia.org

 El ser humano tiene una enorme capacidad de recuperación, de salir adelante cuando la vida nos pone a prueba, pero cómo  le tememos al dolor, al sufrimiento, a lo desconocido y a afrontar «realidades».Esta reflexión me hizo preguntarme ¿cuántas de nuestras «realidades» son realmente espejismos? Muchas veces nos pasamos buena parte de nuestra invaluable existencia amarrados a situaciones, emociones, sentimientos, que asumimos y queremos ver como nuestra única realidad, como lo ideal para nosotros, sin embargo no son más que espejismos, no son reales, es nuestra mente y corazón queriendo, deseando que sean así; podemos pasar años amarrados a ese espejismo, sin acercarnos demasiado, sin afrontarlo, callando las voces de la conciencia y el corazón que te gritan «esto no es real», sabiendo que cuando te acerques se desvanecerá.

Con el paso de los años me he dado cuenta que ciertamente afrontar las realidades  muchas veces generan dolor, tristezas, pero una vez hecho como libera; no es fácil y hay que darnos el tiempo necesario para vivir cada etapa de ese proceso, llorarla, sentir rabia, perdonar, hasta llegar a la aceptación que le da paz a nuestros corazones y mente.

 Los invito a identificar sus espejismos, a ver cuan real son y hasta donde son producto de nuestra imaginación y deseos, a afrontarlos y definir lo que realmente nos da La Paz y con esta la alegría de vivir.
La vida es tan corta que no merece la pena vivirla solo de espejismos y fantasías, dejemos esta última para disfrutarla con los niños relatando cuentos divertidos, con la conciencia de que la realidad también se disfruta si aprendemos a vivir.


Deja tus comentarios aquí: