¿Esperando un cambio?

Muchas personas constantemente piden que las cosas cambien, que mejoren o que sean diferentes, eso está bien, sin embargo, lo que diré a continuación puede ser que algo que también haga falta…

Lo único constante en la vida es el cambio, es un hecho irrefutable, ante esto, es interesante que haya gente pidiendo cambios en la vida, si a través de nuestros sentidos vemos claramente que todo cambia a cada milésima de segundo. Cambian las células, los átomos, las micro partículas y por ende cambia todo, las plantas, nuestros cuerpos, las máquinas, el mundo en fin, todo cambia, los que en muchas ocasiones quizás no quieren cambiar en realidad, son aquellos que se quejan de las cosas y se sientan a esperar un cambio.

La vida es para vivirla, eso implica dinamismo, lo cual nos lleva a hacer cosas diferentes a cada rato. Si quiero que algo funcione, empiezo hacerlo yo, si no resulta, aplico una estrategia distinta hasta que funcione.

Los seres humanos somos esa pieza fundamental en esta gran maquinaria universal, dependiendo de cuanto hagamos o no, las cosas en este mundo cambiaran o se comenzarán a generar nuevas y geniales cosas.

Es por eso que esperar que las cosas cambien o tratar de cambiar al mundo sólo quejándonos es un acto absurdo, lo que podemos y merecemos hacer es nutrirlo de acciones que contribuyan con su avance desarrollo y crecimiento, además que estoy seguro que dichos actos, se convertirán en recompensas gratificantes para tu existencia.

Todo lo que hagas en la vida suma y despierta una fuerza en el universo que desencadena acontecimientos extraordinarios que le dan sentido a todo. Querer que las cosas cambien está bien, hacer cosas para que cambien, es mejor, nutrir al universo con acciones que provoquen maravillas es extraordinario.



Deja tus comentarios aquí: