Esta bien no estar bien

Esta bien no estar bien

La partida física de Anthony Bourdain y la famosa diseñadora Kate Spade me hacen reflexionar sobre buscar ayuda cuando sentimos que no podemos solos. Siempre es más fácil superar las cosas de la mano de un profesional. La salud mental como está en lo intangible es subestimada. Atendemos más rápidamente una dolencia física que un dolor emocional. La desatención de esto que estamos sintiendo puede desatar una depresión.

Hoy en día con todas las terapias de la positividad hemos querido irnos a ese polo opuesto porque por supuesto se siente mejor, y negamos en muchas ocasiones esas pequeñas y grandes tristezas que vienen como parte de la vida. Nos obligamos a estar siempre felices, y esto nos presiona a tal punto que vamos escondiendo lo que sentimos que luego se convierte en un peso tan grande que se hace difícil ver luz. Esto lo comparo a estar en un sótano oscuro donde no vemos salida, aunque siempre la hay. Si no podemos encontrar nosotros mismos el suiche que prende la luz, se hace necesario buscar quien nos ayude a encontrarlo.

Debemos ser cada vez más conscientes de que todo lo que nos pasa en la vida requiere de un duelo, y que eso se supera con paciencia y aceptación. La aceptación no implica estar de acuerdo con lo que pasa, pero sí permite que la energía se mueva hacia un lugar de paz. Aceptar siempre nos libera.

Si tú o alguien que conoces están pasando por una depresión, y piensas que puede desatarse en un suicidio, algunas de las recomendaciones que puedo darte son:

  • Anima a esa persona a buscar tratamiento profesional.
  • Si estás en un país donde haya líneas de prevención del suicidio, puedes motivar a esa persona a que llame y reciba algunos consejos de personas capacitadas en este ámbito.
  • Muéstrale tu apoyo en todo momento para que sepa que no esta solo. Acompáñalo como puedas en presencia, y si eres una persona de fe, con tus oraciones.
  • Sé respetuoso con lo que esa persona siente. No minimices su sentir ya que así podrías quebrar la comunicación entre ambos.
  • No lo juzgues, solo dale mucho amor. Aunque no lo acepten o aunque se te haga difícil porque lo pueden rechazar, no te canses de manifestarles que te importa lo que sienten.
  • Dale esperanzas de que las cosas por las que pasa pueden mejorar. Hazle ver que con la guía que recibirá profesionalmente podrá tener las herramientas para afrontar mejor lo que le sucede y se empezará a sentir un poco mejor con su vida
  • Toma en serio cualquier manifestación de esta intención. Aunque no es tu responsabilidad, quizás tu intervención podrá evitar que esta persona tome esta decisión tan drástica.

A quienes estén pasando por un dolor muy fuerte (pérdida de seres queridos, divorcios, inmigración) quiero que sepan que ese duelo desgarrador puede pasar de a poco con mucha voluntad. Y si no encontramos esta última, es hora de levantar la mano y buscar otra mano que nos pueda empezar a brindarnos una luz.

Y para los que como yo creemos que somos más que este cuerpo físico, sabemos que estas dos almas ya soltaron lo que les pesaba. Ellos cumplieron su elevada misión que es hacernos más conscientes sobre este tema tan sensible.



Deja tus comentarios aquí: