¿Estás viviendo de acuerdo a tu propósito?

¿Algunas veces tomas tiempo para reflexionar acerca de tu vida y pensar si estás viviendo de acuerdo a lo que realmente deseas? Es importante tener un propósito o encontrarte con tu visión y misión, fijarte objetivos y metas. ¿Tienes imágenes claras del camino que quieres recorrer? y ¿las estaciones adonde quieres llegar? Quizás tengas definido tus propósitos, como la mayoría de las personas que los establecen de acuerdo a las habilidades que poseen en determinadas áreas. Lo importante es que encuentres ese lugar dentro de ti que te indique adonde quieres llegar, para ello te sugiero: que te tomes un tiempo en el que puedas evaluar tu vida a partir de «ahora» y por un momento piensa en tu pasado sólo para observar ¿qué resultados han tenido las metas que en algún momento te planteaste? ¿Cuáles has logrado? ¿cuáles te falta concretar? y ¿qué otros objetivos o metas te surgieron? Presta atención a las imágenes, sensaciones o palabras que te puedan surgir internamente y todo lo que consideres relevante que vayas experimentando escríbelo (escribiéndolo es la primera forma de materializar tus objetivos y ayudarás a tu mente a tener más claros tus propósitos).

Proposito1Una vez que tengas claras y escritas las metas que quieres lograr piensa nuevamente en tu momento presente y fíjate qué aspectos de ti mismo te están impidiendo lograr tus metas o qué actitudes crees que mejorando te ayudarán a alcanzarlas. Pregúntate ¿qué deseo dejar ir? o ¿qué sería mejor para mí cambiar?

Seguidamente, comienza a pensar en tu futuro, retoma tus metas y presta atención a las sensaciones que te produce pensar en ellas, toma conciencia de cuáles son realmente las que te darán satisfacción alcanzar. Es fundamental que te visualices con imágenes bien definidas. ¡Tu visión determina el tamaño de los sueños que puedas lograr! Recuerda que de esta manera ayudarás a tu mente a proyectarse hacia la vida que realmente deseas tener.

Visualiza el día de hoy como una pizarra en blanco y comienza a dibujar en ella todo lo que quieres que haya en tu vida. Imagina lo que sentirías si fueras la persona poderosa, alegre, exitosa y próspera que esperas ser. Piensa que lo eres por un momento y cómo te ayudaría sentirte así para lograr lo que deseas. Permite que tus visiones sean lo más claras y pon todo lo que quieras en ellas. Como bien decía Albert Einstein «La imaginación es más importante que el conocimiento».

Te invito a que mientras piensas en lo que deseas en tu vida te sigas preguntando: ¿Cuáles son los sueños y metas que deseas alcanzar? ¿Cuáles son los pasos necesarios para lograrlos? Elabora un plan de acción, déjalo por escrito y comienza a ponerte tareas diarias que te pongan en el camino del logro de tus deseos. Que aproveches cada día y enfoques tu energía en lograr que tu vida sea lo más parecido a lo que internamente quieres, solo así vivirás de acuerdo a tu propósito.



Deja tus comentarios aquí: