Esto es hambre

El Cuerno de África está seco. No cae la lluvia, no crece el pasto, no hay comida. Es la sequía más severa en 60 años. Para ilustrar la gravedad basta una cifra: 12 millones. Ese es el número de vidas en riesgo. Hace unas semanas la ONU declaró hambruna en Somalia. Eso significa que el 30% de la población infantil está severamente desnutrida, 2 de cada 10 mil personas mueren cada día y la población general no tiene acceso a los alimentos.

¿Por qué Somalia sufre de nuevo esta hambruna? Existe una tormenta perfecta de factores naturales y humanos. Una tormenta que no trae agua, porque las lluvias estacionales no llegaron. Una tormenta que trae sangre, porque las milicias islamistas ligadas a Al Qaeda han sembrado miseria y expulsado a los grupos de ayuda humanitaria. Y una tormenta económica, porque los precios de los alimentos no dejan de subir.

Esto-es-hambre-2La movilización internacional por Somalia y los otros países de África Oriental avanza por distintos flancos. El secretario de la ONU Ban Ki-moon pidió $300 millones en los próximos dos meses para responder. Lady Gaga y U2 se sumaron a la campaña Raise The Children y piden $1 durante 100 días para llevar comida a los niños. Otras organizaciones quieren solucionar el problema de raíz: en días pasados Marcel Ventura escribía en Inspirulina.com sobre el proyecto Mil Huertos en África, una iniciativa de la Fundación Slow Food para sembrar huertos en terrenos abandonados y enfrentar la hambruna con producción local. Esto no hará que caiga la lluvia, pero ayudará a que los africanos estén listos para producir cuando la naturaleza se apiade.

¿Y no hay suficientes alimentos en este planeta para ayudar? Si, pero no llega a los más hambrientos. El estudio Previsiones elaborado por el Reino Unido señala que mundialmente hay 925 millones de personas con hambruna y otras mil millones desnutridas, mas o menos el mismo número de obesos. Lo dolorosamente irónico: se calcula que un tercio de la producción de alimentos mundial se pierde. Se pudre. Se bota.

Las próximas lluvias para el Cuerno de África se esperan en Octubre. Mientras tanto, la ayuda internacional es la única esperanza para millones de personas que pasan días sin comer. ¿Tú pequeña contribución hará una diferencia? Seguro que si, si somos millones dispuestos a ayudar.

 



Deja tus comentarios aquí: