Las tres claves del éxito empresarial

La frase «invierte un dólar en el producto y diez dólares en publicidad» hasta hace 10 años resultaba efectiva, pero ahora la globalización le ha dado un giro de 360°. Gracias a este mundo revolucionado por el internet, la humanidad está mucho más informada, no sólo de lo que pasa a su alrededor sino también en otras partes del mundo, por ende está cada vez más informada acerca de las tendencias, estilos de vida, cultura, entre otros… y esto hace que nos forjemos una idea más humana de lo que creemos merecer; esto por supuesto es un problema para las empresas que aún creen en la frase inicial de este párrafo.

Como empresas creadoras, productoras y de servicio, no podemos enfocarnos únicamente en una buena publicidad, porque puede que captemos unos pocos clientes y hasta podamos mentirles acerca de la calidad del producto o servicio un par de veces… pero sólo un par de veces, a la larga no sólo habremos perdido a quienes le mentimos, sino también a aproximadamente diez personas más que escucharon de la boca de unos pocos lo mal que les fue en una u otra empresa.  exito-empresarial2

Debe existir una estrecha relación entre «El Producto», «El Servicio» y «La Publicidad», ya que la unión de estos tres importantes elementos pensados para satisfacer a nuestros clientes es la clave para el éxito empresarial, desglosemos…

El producto es el bien que saciará las necesidades de los consumidores, y este debe lograr el cometido a cabalidad porque de lo contrario, el producto en cuestión será superado por otro en el mercado y por ende olvidado, acarreando pérdidas en la producción para la empresa y mala reputación a la marca. «Es más fácil impactar y luego mantener la popularidad positiva, que caer y luego convencer a los consumidores de que se ha mejorado».

El servicio es el vehículo conformado por la cortesía, la educación, la eficacia, la amabilidad y el respeto, en el que llevamos un producto de calidad o un buen servicio ofrecido. Ya que si tenemos un buen producto pero lo ofrecemos de mala manera seguro el cliente se irá pensando que lo conseguirá en otro lado, lo cual es bastante probable.

exito-empresarialLa publicidad sólo debe ser el reflejo de la calidad del producto y el buen servicio, presentado de manera creativa y eficaz, pues cuando la publicidad es buena y llama la atención de los consumidores correctos, entonces la empresa y la marca deben de ocuparse en mantener la buena reputación del producto y el servicio que ofrecen.

En pocas palabras no hay publicidad efectiva sin un producto de calidad ni tampoco un producto con gran demanda sin un buen servicio… Piénsalo y encamina ya tu “éxito empresarial».



Deja tus comentarios aquí: