Expoyoga 2013: un evento de unión y alegría en la urbe caraqueña

Por segundo año consecutivo, y esperando repetir en años subsiguientes, pude asistir a uno de los eventos más importantes de la movida yogi en Venezuela, la Expoyoga 2013 celebrada del 13 al 15 de septiembre. En esta ocasión  repetimos como locación el nuevo mercado municipal de Chacao, sin embargo, desde la perspectiva de un participante, pude notar mejoras en las instalaciones y en la oferta de talleres, clases y charlas.

Como preámbulo, quiero indicarle al lector que año tras año, la práctica de yoga va mejorando notablemente al individuo en todas sus facetas: espiritual, físico y mental. Y aprovecho para indagar un poco en este último aspecto puesto que en el evento tuve la oportunidad de asistir a la charla de un reconocido profesor de Yoga de Caracas llamado Pedro Luis Otero, la cual se enfocó en demostrar que el yoga está al alcance de todos independientemente de la condición física con la que se cuente, y que aunque practiques y vivas un estilo de vida Yoga, usted sigue siendo el mismo, sin embargo, al avanzar en la práctica, comienza a comprender, a aceptar y lo más importante, a vivir en el presente, y créame que esta tríada puede hacer que usted viva una vida plena aunque esté rodeado de eventualidades. Lo sé, no es fácil, pero como ya sabemos, lo que fácil viene fácil se va, y por otro lado… el que persevera vence.

Ahora bien, dentro de las prácticas de la Expoyoga 2013, tuve la oportunidad de asistir al salón llamado Ganapati, salón a cielo abierto, pero a diferencia de la exposición de 2012, esta vez gran parte estaba techada, lo que hacía que la práctica de una hora con Tibaire Useche a las 12 del mediodía fuera exigente mas no sofocante.

Entre clase y charlas, pude observar la oferta de comidas y productos ubicados en la sección tipo bazar de la feria, donde pude degustar una hamburguesa vegana, un par de limonadas con yerbabuena, y como postre, unas galletas de la gente de Yogranola…. ¿Acaso leyendo este párrafo no le provoca alimentarse sanamente después de una sesión de yoga, running o simplemente una caminada?

expoyoga2013Para finalizar, el pequeño pero fascinante show de la banda Tepuy me dejó asombrado con sus guitarras impecables, voces melodiosas, bailarinas hermosas al mejor estilo oriental, y letras con mensajes positivos inspirados en la naturaleza. ¿Qué más se puede pedir para un terminar un domingo en la noche? Por un momento el lector puede confundirse con una banda cristiana, pero la música de Tepuy no tenía religión, y hasta se formó una olla al mejor estilo de cualquier discoteca, pero sin alcohol ni drogas,  aunque todos teníamos sustancias en nuestro cuerpo que nos hacían sonreír y bailar: las endorfinas.

Amigo lector que busca una dosis de inspirulina, mi invitación es que no solo lea su dosis, tómela y vívala en el 2014 participando activamente o simplemente visitando esta exposición, cuya duración es de tan solo 3 días, pero que cada uno de ellos lo llevará por un camino de armonía y paz consigo mismo, y con los demás.

 



Deja tus comentarios aquí: