¿Facebook aumenta los sentimientos negativos?

Uno de los sentimientos más difíciles de aceptar es el de la envidia. Y tiene sentido, ¿o no? A nadie le gusta asumir que siente celos de la vida de otro, ya sea de forma pública o en una mera reflexión personal.

Recientemente salió a la luz un estudio que asoció este sentimiento con las redes sociales. Específicamente con Facebook. El trabajo fue publicado por la revista PLoS ONE y en él se sugiere que la famosa red social creada por Mark Zuckerberg disminuye los niveles de satisfacción con la vida.

El estudio realizado en Alemania encontró que uno de cada tres usuarios de Facebook se sentía peor después de su uso. De igual forma, se han publicado estudios que sugieren que esta red social tiene un impacto negativo en las relaciones familiares y de pareja.

¿Cuáles serían las posibles causas de esos sentimientos? Andrew Shatte -director del  programa de manejo del estrés en línea meQuilibrium- explica que muchas personas pueden sentir que su vida no está a la altura de sus expectativas cuando ven lo bien que la pasan sus amigos en Facebook. Esto ocurre especialmente a las personas que utilizan esta red social para ver lo que hacen sus amigos, pero tienen poca actividad dentro de ellas.

En Inspirulina creemos que las redes sociales tienen el increíble poder de acercarnos a otros a través de un clic, de generar conversación, de posicionar nuestras carreras y hacer que nuestros mensajes le den la vuelta al mundo. Pero todo en exceso es malo. Por eso compartimos 3 consejitos publicados en el portal web de Huffington Post para que los sentimientos negativos al usar las redes sociales no te hagan perder la cabeza:

1. Identifica el problema

Si te sientes mal cuando entras  a las redes sociales lo primero que deberías intentar hacer es identificar cuáles son los factores desencadenantes. Por ejemplo: ¿tuviste una ruptura amorosa recientemente? Posiblemente las fotos de tu ex (si aún lo tienes en Facebook) o la de tus amigos felices con sus parejas puedan desequilibrar tus emociones. Lo mismo podría ocurrir si estás desempleado y ves que a un conocido lo ascendieron en el trabajo. Una vez que identifiques el problema, será más fácil alejarte. Intenta hacer otras cosas para distraer la mente y aléjate por un momento de las redes.

2. Recuerda que Facebook no es un reflejo de la realidad

Las redes sociales pueden mostrarte una visión distinta de la realidad. Recuerda que parte del encanto de la redes sociales radica en que las personas pueden mostrar en ellas sólo lo que los hace felices e incluso exagerar algunos aspectos de su vida. Allí sólo se comparte lo que quieres que otros sepan de ti. Por tanto, sólo podrás ver una muestra de realidad purificada.

3. No te preocupes tanto

Algunas publicaciones en las redes sociales pueden hacernos hervir la sangre de rabia, aunque poco tengamos que ver con la persona que lo escribe. Tendemos a realizar suposiciones y a sacar nuestras propias conclusiones. Si empezamos a restarle importancia a estas acciones, la situación cambiará. Se supone que el uso de Facebook debe ser divertido, no causarte estrés innecesario. Mucho de esto depende de cómo asumamos lo que llega hasta nuestros ojos a través de estas plataformas.



Deja tus comentarios aquí: