¡Gracias, tío Simón!

Es todo un veterano. Sus ojos son diminutos y brillosos. Su sonrisa es amplia; sus cabellos, nevados. Este músico venezolano se ganó el cariño de todos los niños hasta convertirse en el tío de la nación. Él le cantaba con alegría al alcaraván, al becerrito, a la luna llena y al paisaje venezolano. Su nombre es Simón Díaz y hoy, 8 de agosto, celebra 85 años de vida.

El artista oriundo de Barbacoas, estado Aragua, emprendió su viaje a Caracas en 1948 para perseguir su sueño de ser coplero. Tuvo su primera experiencia laboral como cobrador de banco y, posteriormente, comenzó sus estudios en la Escuela Superior de Música. Hoy, cuenta con un repertorio musical de más de setenta discos grabados.

El arte ocupa una parte elemental de su vida. El cantautor de “Mi querencia” y “El Becerrito” no sólo entregó su corazón a la música. También compartió su amor con la actuación, el humor, el cine y la televisión. Actuó en 3 obras de teatro y 5 largometrajes. Produjo doce programas de TV, todos ellos enfocados en la difusión del folclore venezolano. Uno de ellos estaba dedicado a enseñar la tradición a los más pequeños de la casa y tenía por nombre “Contesta por tío Simón”. También condujo un programa de radio durante veinticinco años.

Su música ha traspasado las fronteras entre las artes. Sus letras llenas de poesía criolla captaron el interés del conocido director de cine Pedro Almodóvar, quien incluyó su “Tonada de Luna Llena”, bajo la interpretación de Caetano Veloso, en la banda sonora de su película La flor de mi secreto.

Tío Simón ha recorrido el mundo con su “Caballo viejo”, uno de los temas musicales con más versiones a nivel internacional. Ha sido reconocido en todo el mundo con importantes premios, entre ellos el Grammy honorífico que recibió en el año 2008. Asimismo, en julio de 2012, este cantautor ganó el Premio Nacional de Cultura 2010-2012 mención Música.

Aunque desde hace varios años el músico se ha alejado de la escena pública a causa de una enfermedad degenerativa, Simón Díaz sigue siendo una de las figuras más recordadas en Venezuela y el mundo. El tío Simón es un hombre que ha cantado toda su vida con el corazón y que con su amplia trayectoria musical se ha convertido en un símbolo tan criollo como la arepa que reposa calentita todas las mañanas sobre la mesa de los hogares venezolanos. Por eso hoy decimos: ¡Feliz día, tío Simón!

Foto tomada de diario El Universal



Deja tus comentarios aquí: