Frases budistas

Frases budistas

El budismo es una de las dictrinas filosóficas más conocidas del mundo. Su origen proviene de la India, entre los siglos VI y IV antes de cristo, desde donde se extendió a gran parte del este de Asia. Su práctica declinó en el país de origen durante la Edad Media.

En el budismo se destacan la amabilidad, el amor y la compasión. Su principal práctica es la meditación, pero indagando más nos preguntamos: ¿quién es Buda? Su nombre era Siddharta Gautama, fue el primer iluminado y es objeto de culto para esta doctrina. Es importante resaltar que Buda Gautama no es un dios, es una persona que gracias a sus conocimientos y su fe consiguió liberarse de todo sufrimiento. Es por eso que en este artículo te ofrecemos las frases budistas más conocidas:

“Cuida el exterior tanto como el interior, porque todo es uno”.
“El dolor es inevitable, pero el sufrimiento es opcional”.
“No es más rico quien más tiene, sino quien menos necesita”.
“Da, aunque no tengas más que muy poco que dar”.
“El odio no disminuye con el odio. El odio disminuye con el amor”.
“Si puedes apreciar el milagro que encierra una sola flor, tu vida entera cambiará”.
“Para entender todo, es necesario olvidarlo todo”.
“La paz viene de adentro, no la busques afuera”.
“Tu propósito en la vida es encontrar un propósito, y entregar a él todo tu corazón”.
“Nuestras buenas y malas acciones nos siguen casi como una sombra”.
“Nadie te castigará por tu enfado; será él mismo el encargado de castigarte”.
“Hay tres cosas que no pueden ocultarse por mucho tiempo: el sol, la luna y la verdad”.
“No vivas del pasado, no imagines el futuro, concéntrate en el momento presente”.
“Tú te mereces cariño y afecto”.
“Apasionadamente, haz hoy lo que debe ser hecho. ¿Quién sabe? Mañana, la muerte se aproxima”.
“No es llamado noble quien daña a otros seres vivos. No dañando a otros seres vivos, uno es llamado noble”.
“No hay miedo para aquel cuya mente no está llena de deseos”.
“Con firmeza, entrénate para alcanzar la paz”.
“Mejor que mil palabras vacías, una sola palabra que pueda traer paz”.
“La pureza y la impureza viene de uno mismo; nadie puede purificar a otro”.

Tener paz y equilibrio es lo que las personas buscan, por eso debemos tener pensamientos positivos y rodearnos de personas con buena vibra. Recuerda que atraes todo lo que piensas. ¡Pensemos en bienestar para atraerlo! Con las frases budistas ayudamos a atraerlo.

Frases budistas de amor

«Nos moldean nuestros pensamientos. Aquellos con mentes libres de pensamientos egoístas producen alegría cuando hablan o actúan. La felicidad los sigue como una sombra».
«Somos lo que pensamos, todo lo que somos se levanta con nuestros pensamientos. Con ellos, creamos el mundo».
«Para vivir una vida desapegada, uno no se debe sentir dueño de nada en medio de la abundancia”.
«Es la mente de un hombre, no sus amigos o enemigos, la que lo lleva por los caminos del mal”.
«Todo en este mundo está cambiando. Siempre en movimiento; nunca igual. Todo cambia».
«Todo lo que somos es el resultado de lo que hemos pensado. Si una persona habla o actúa con astucia, le sigue el dolor. Si lo hace con un pensamiento puro, la felicidad lo sigue como una sombra que nunca lo abandona».

Estas frases budistas nos dejan una gran enseñanza, ya que debemos trabajar sobre el equilibrio para mantener la calma y no dejarnos dominar por los problemas.

«No subestimes lo que has recibido ni envidies a otros; el que envidia no tiene paz».
«Así como una vela no brilla sin fuego, una persona no puede existir sin una vida espiritual».
“El odio no cesa con el odio, el odio cesa con el amor”.
“Domina tus palabras, domina tus pensamientos, no hagas daño a nadie”.
“Una vida de mortificaciones, eso es inútil y vano”.
“No hay incendio como la pasión: no hay ningún mal como el odio”.
“Como una bella flor, llena de colorido pero sin perfume, así es estéril la palabra hermosa del que no actúa conforme a ello. Como una bella flor, llena de colorido y con perfume, así es fecunda la palabra hermosa del que actúa conforme a ella”.
La felicidad nunca llegará a aquellos que no aprecian lo que ya tienen”.
“No dejes que los árboles te impidan ver el bosque”.
“La cizaña daña los campos, como la codicia daña a la humanidad. Por lo tanto, el que se desembaraza de la codicia, produce abundantes frutos”.

Frases budistas inspiracionales

“Cuida el exterior tanto como el interior, porque todo es uno”.
“Es mejor conquistarte a ti mismo que ganar mil batallas”.
“Para enseñar a los demás, primero has de hacer tú algo muy duro: has de enderezarte a ti mismo”.

La frase “el corazón es lo importante. No hay nada más vulnerable, nada más corruptible que la mente humana; ni hay nada tan poderoso, firme y ennoblecimiento como el corazón” nos trae una gran enseñanza ya que debemos ser puros de corazón.

“Pocos son entre los hombres los que llegan a la otra orilla; la mayor parte corre de arriba a abajo en estas playas”. Las frases budistas como esta reflejan que todos podemos lograr las metas que nos tracemos siempre y cuando tengamos constancia dedicación y resiliencia.
“No lastimes a los demás con lo que a ti te causa dolor”.
“Alégrate porque todo lugar es aquí y todo momento es ahora”.
“Cada mañana nacemos de nuevo. Lo que hacemos hoy es lo que más importa”.
“Más vale usar pantuflas que alfombrar el mundo”.

Estas frases nos dejan gran enseñanza ya que amarnos, redescubrirnos y amar al prójimo es la clave para atraer la paz a tu vida. Recuerda que si actuamos bien nos irá muy bien por el viaje que se llama vida.

Frases budistas para la mujer

La frase “la raíz del sufrimiento es el apego” es una clave para ayudarnos a sanar sentimental y emocionalmente. Recordemos que el apego no es bueno, debemos tener un equilibrio, porque todo es relativo, nada es estático, todo cambia.

“Se pueden encender miles de velas con una sola vela, y la vida de la vela no se acortará. La felicidad nunca disminuye al ser compartida”.
“Más grande que la conquista en batalla de mil veces mil hombres es la conquista de uno mismo… Mejor conquistarse a uno mismo que conquistar a los demás”.
“Un momento puede cambiar un día, un día puede cambiar una vida y una vida puede cambiar el mundo”.
“La oración más grande es la paciencia“.
“Nadie nos salva sino nosotros mismos. Nadie puede y nadie debe. Nosotros mismos debemos recorrer el camino”.

Imagen de (El Caminante) en Pixabay



Deja tus comentarios aquí: