Gamificación: logra tus metas jugando

La prueba más clara de la sabiduría es una alegría continua. Michel de Montaigne

Recientemente ha surgido un nuevo concepto para una vieja práctica, la gamificación. Desde niños a todos nos gusta jugar, a medida que vamos creciendo van cambiando las formas y los objetivos de los juegos.

Entre los adultos, cuando observamos a los caballeros conduciendo sus autos o cuando las damas visten a sus hijas con dedicación y gracia, ambos grupos demuestran una satisfacción muy especial que, sin duda alguna, los regresa a sus tempranos hábitos de juego donde cada grupo competía por cuál era el carro más poderoso o la muñeca más hermosa.

La gamificación es un concepto que utiliza potentes estrategias de mecánicas de juego para hacer más gratas e interesantes tareas que pueden ser muy rutinarias y tediosas. Actualmente este concepto está siendo usado con mucho éxito en el marketing comercial de bienes y servicios, en educación, en los deportes y algunas otras disciplinas. El MIT conjuntamente con la Universidad de Harvard acaba de inaugurar una plataforma de enseñanza on-line. El profesor encargado del proyecto, Anant Agarwal, ha dicho: «el futuro de la enseñanza está en gamificarla». Las empresas lo usan para mejorar sus procesos internos de cara a los empleados y también para aumentar sus ventas entre los consumidores, las universidades para mejorar la enseñanza: jugar para aprender, para comprar y para lograr nuestras metas personales.

En América Latina, incluso en España, cada vez es más común ver empresas utilizando la gamificación para incrementar sus ventas, esta práctica es de vieja data en Estados Unidos donde el tema de los cupones de descuento mantiene un mercado cautivo, siempre en espera de novedades sobre estos sistemas; y ahora las redes sociales son vías naturales para potenciar todo esto.

gamificationMario Bros es uno de los juegos electrónicos más famosos del mundo, prácticamente todos lo conocemos, su éxito se basa en ir cumpliendo metas y obtener recompensas a medida que se avanza y así se van superando niveles. Algunos nos hemos sentido ese personaje pasando gente en los pasillos y escaleras del metro, o en el auto manejando de la forma más eficaz para optimizar el tiempo. Esta es una herramienta que podemos adaptar a varios ámbitos de nuestra vida. Los sistemas gamificados están llenos de recompensas en cada nivel, qué tal si nos ganamos ese helado semanal con una rutina de ejercicios, o si nos ponemos la meta de leer al menos 10 libros al año y como si fuera poco nos programamos una recompensa para ello, o terminamos esa carrera que dejamos por la mitad o por terminar tesis. En salud podríamos obligarnos a cumplir una rutina de ejercicios 4×30 cuatro días a la semana por 30 minutos, la recompensa puede ser esa cena de fin de semana que todos valoramos. Llevar todas estas metas en una agenda puede ser muy útil para reforzar el seguimiento de las mismas. Conviértase en el Mario Bros que baje la banderita de cada meta lograda con recompensas para Ud. Tan fácil como jugar, ¡comience ya!



Deja tus comentarios aquí: