Gratitud

Pocas veces tomamos conciencia de nuestro ser interior. Preguntas como ¿Qué hago aquí? ¿Qué estoy haciendo en este momento? Por mí, por mi ser por lograr acercarme a la unidad con el todo.

Nos enfrascamos ciertamente en los deseos, en las cosas materiales, en el futuro. Totalmente olvidados del presente. Cuesta mucho aprender a hacerlo, más fácil es llenarnos la mente y el tiempo de cosas y planes por hacer, problemas por resolver.

Oir el canto de los pájaros, el sonido del agua al caer, sentir la brisa helada en la cara, como se nos duerme la piel ante esa sensación tan rica; caminar mirando todo a nuestro alrededor como si fuera la primera vez y sorprendernos ante esto o aquello sobre lo cual nunca nos habíamos fijado.

Es nuevo, es vivir en el presente y tener conciencia de ello agradeciendo al Creador por cada momento que vivimos en conciencia, por todo lo que vamos experimentando. Creo, es sentirse en comunión con lo sagrado, la unión de lo interior con lo exterior e ir bendiciendo cada momento por lo especial y bello que es.

Los amo.



Deja tus comentarios aquí: