Guía para amarte y aprender a amar de forma saludable

Un gran saludo a todos aquellos lectores que se dedican a disfrutar del hecho de regalar a mis letras un espacio de su tiempo, ¡mil gracias!
 CAPÍTULO I

– EL AMOR PROPIO:

«Amo cuando las mujeres se aman a sí mismas, amo cuando las mujeres aprenden a amarse a sí mismas, amo cuando las mujeres incitan a otras mujeres a amarse a sí mismas»
He querido abordar este tema tan importante y significativo compartiendo mi pensar en este nuevo año que inicia lleno de metas y un sinfín de bendiciones… En esta oportunidad es mi deseo dedicar estas frases a quienes al igual que yo han optado por la soltería sin ánimos de excluir a los que se arriesgaron y tomaron la decisión de compartir su corazón… Enamorarse NO es malo pero, ¿Lo estás haciendo bien?

Quizá hagas una pausa para reflexionar sobre mi pregunta, quizá no; lo cierto, es que me he tomado el atrevimiento de traer a la palestra mi sentir sobre algo tan delicado, puesto que cada día suman más las personas que aman o dicen amar más allá de sus propias posibilidades; puede que no entiendas a qué me refiero o puede que sepas bien de qué hablo y por tanto, busques no entender.
Existen infinidad de formas de expresar un «te quiero», un «te amo» o simplemente de hacerle ver a alguien que «te importa»; existen infinidad de maneras de hacer sentir a ese alguien «especial», «unico», «importante»; la verdad, es que a algunas personas les resulta natural tener detalles, dedicar escritos, regalar una rosa o dedicar una melodía y de igual manera, sienten el deseo de recibir al menos una pequeña parte de lo que han entregado pero… ¿Puede una persona realmente amar a otra hasta el punto máximo de perder su esencia por demostrar ese amor? No, no puede, o bueno; puede, más no debe.
Amar es respetar y el respeto comienza en casa, si, en casa; dentro de cada uno de nosotros; debes sentirte seguro de exigir lo que das, ni más ni menos; entregar a medida que se recibe y no tolerar demasiado porque puede ser un arma de doble filo; la gran verdad es que dar sin recibir no es sano (aún cuando al dar no se deba esperar nada a cambio).
¿Puedes amar a otra persona de la misma manera en la que te amas a ti?, o mejor, ¿puedes amarTE lo suficiente como para hacerTE FELIZ antes de desbordar tu amor hacia otra persona?, Piénsalo; si no valoras tu YO interior NO podrás jamás amar a nadie por la sencilla razón que no puedes otorgar valor a otro cuando no has comenzado a valorarte. Muchas personas ponen en manos de otros esa tarea olvidando que son ellos mismos los que deben colocar el 1, 2 y hasta 3 ladrillo.
No es egoísmo amarse a uno mismo, cuidarse a sí mismo y hacer de tu felicidad una prioridad, es necesario; y si nos llaman egoístas, digámosle a todos que si lo somos… No seamos conformistas; el PEOR error que puede cometer un ser humano que se dice «enamorado» es ensalzar los valores que ve reflejados en el otro antes de ensalzarlos en sí mismo; sacrificándose y dando de sí hasta la última gota, sin darse cuenta que ¡EL SACRIFICIO no es valorado por NADIE! Tu felicidad depende única y exclusivamente de TI y ¡no de los demás!

¿CÓMO AMARTE?
Continuemos hablándole al amor… Si, al amor; ése amor que sientes por tu madre o tu hijo, por tu hermano mayor o menor, por tu novia o tu esposa, por tus grandes amigos, sí, ese Valor tan mal llamado amor que es uno sólo aún cuando se dirija a diferentes

direcciones.Amas, indiscutiblemente amas, lo entregas todo y un poco más, esperas, sigues esperando, pones más que un grano de arena, evitas discusiones, bajas la guardia, pones en segundo plano tu corazón… Ahí está, ¡bingo!, Te cansas pero esperas que todo mejore, no terminas de agotar la esperanza y vas quemando la que tenías guardada para el último momento, esperas, vuelves a esperar, sigues esperando, te cansas aún más, trabajas a media máquina, te das cuenta que ya nada es igual, te decepcionas, pides un milagro, esperas que ese milagro llegue, sigues esperando… Se disculpan, un abrazo, dos, un beso, sexo (en los casos en los que aplique), ves una mejoría momentánea, sonríes y piensas que todo pasó; una semana después inicia nuevamente el círculo vicioso. Lo (a) culpas, te excusas, te sientes ofendido (a) y ya vas viendo como una salida el hecho de terminar la relación, ¿cuándo vas a comenzar a pensar en ti?, pregunto.

Es muy fácil decidir que ya es suficiente y culpar al otro aún cuando no sea

este el responsable y me dirás, ¡pero si es su culpa!, y te responderé no, no lo es; la culpa es TODA TUYA, ¿sabes por qué? Por amar aún más allá de tus posibilidades, por entregarlo todo, por esperar y seguir esperando, por poner tu corazón en segundo plano… Si, la culpa es toda tuya, por exigirte más de lo que puedes dar y peor aún, por no exigir ni la cuarta parte de lo que mereces, por permitirte dejar que te agoten, por buscar continuar a toda costa aún habiéndote decepcionado, por esperar, por seguir esperando, por poner en otro el valor que debiste haber puesto siempre en ti.. Amate, respétate, valórate; no te hagas la víctima y actúa en pro de tu bienestar… ¡Sal de ahí!No te desbordes a dar sin que te importe recibir, no pongas a otro por encima de ti, no cometas el error de pensar que «cuando se arreglen las cosas te llenará de su amor», no te sacrifiques.


– MI VERDADERO, GRAN Y ETERNO AMOR:
Érase una vez la historia de una chica de cabellos oscuros y rebeldes como la noche… Se la escuchaba murmurar en su habitación y conversar con un «alguien» como si lo conociese de toda la vida… Se le escuchaba decir: «TE AMO, ERES EL MOTOR DE MI FELICIDAD», instantes después, una voz respondía: «YO TAMBIÉN TE AMO Y DEFINITIVAMENTE TÚ ERES EL MIO»
Si de estar a gusto se trata, debo decir que sin lugar a dudas me siento más feliz que nunca con mi relación… Me concibo plena, alegre, tranquila, segura, confiada, niña, cómplice, amante y amiga… Hoy reitero (como cada día) que no me hace falta nada más, que me hace sentir completa, que es el motivo único de mi felicidad, que sin su alegría contagiosa no vivo, que su romanticismo me enamora, que sus ojos profundos me hacen desvanecer… Hoy quiero decirle Te Amo y me fascino al ver su respuesta porque se que me ama tanto como yo… Hoy me yergo firme frente al espejo y le observo, hoy me sonrío porque aunque parezca un poco loco, ¡¡¡SIN MI no soy nada!!! Y tú, amiga (o) que estás en pareja… Si al leer todo eso que escribi al describir a mi gran amor (Mi Propio Yo) pensaste inmediatamente en esa persona con la que compartes tu vida, NO está mal; sólo asegurate de sentir exactamente lo mismo cuando a quien te refieras sea a ti.

– NUNCA PONGAS LA LLAVE DE TU FELICIDAD EN EL BOLSILLO DE OTRA PERSONA
 
Es muy posible que muchos de ustedes se levanten día a dia con una hermosa sonrisa plasmada dando gracias a Dios por un nuevo amanecer al igual que puede darse la posibilidad de que ese despertar esté encadenado a un vacío difícil de entender, ¿se han preguntado por qué ocurre este fenómeno?, bien, las razones son muchas;
El ser humano por naturaleza es un ser cómodo y en muchas oportunidades esa comodidad se convierte en conformismo, tomamos la decisión de delegar a segundas y terceras personas tareas de suma importancia con las cuales deberíamos ser especialmente cuidadosos; por ejemplo, el simple hecho de experimentar la felicidad o de querer incluirla en nuestra vida.

Estemos alerta a comprender este aspecto en particular:
1) Quisiera sonreír pero me siento sólo (a);
2) Tengo necesidad de la compañía de una persona/pareja para sentirme feliz;
3) Desde que estoy soltero (a) no he vuelto a experimentar algo parecido a la felicidad/no he vuelto a sonreír;
4) Estoy en pareja pero mi felicidad es él (ella), si no está a mi lado no soy feliz;
5) No logro sentir plenitud por mi mismo (a) porque siento que algo me falta;
6) No soy totalmente feliz a su lado pero tengo miedo de dejarla (o) porque no sabría qué hacer sin ella (él);
7) La (o) quiero pero no la (o) amo aunque sé de sobra que soy su razón de vivir y de ser feliz, por eso no puedo dejarla (o);
8) He decidido sacrificar mi tranquilidad, mi paz, mi estabilidad emocional y hasta mi sexualidad para que no se aleje de mi/para que no sufra al saber que no me siento feliz;
Etc.

Si alguno de los casos mencionados se parece a lo que estás experimentando, debo decirte -sin ánimos de alarmarte- que tienes un serio problema de Autoestima, sí, de autoestima.

La palabra «Autoestima» como bien reza su escritura es la forma cómo nos observamos, la manera cómo nos vemos y cómo valoramos nuestro YO; es el «cuánto valemos y cuán importantes somos para nosotros mismos». Existen quienes no cuentan con la capacidad de valorarse por no tener la compañía o el amor de otra persona y que otorgan a ese ser tal importancia que le atribuyen el 100% de su capacidad de hacerlas feliz o de ayudarlas a experimentar felicidad; no son capaces de sonreír por sentirse plenos y tranquilos internamente y por ende, esa situación los lleva a buscar en factores externos (en este caso una pareja) lo que no saben o no pueden encontrar dentro de sí mismos.


NO ESTES CON NADIE QUE NO QUIERA ESCUCHAR TU CANCION FAVORITA, LEER TU LIBRO FAVORITO O VER TU PELÍCULA FAVORITA.

 Hay un dicho muy conocido que reza: «Polos opuestos se atraen, polos iguales se repelen»; sí, en algunos casos resulta muy cierto pero en otros termina siendo absolutamente insoportable.

Cuando nos enamoramos de una persona o mejor dicho, cuando valoramos a esa persona, no estamos otorgando importancia a otra cosa que nuestros propios valores reflejados o proyectados en ella/él, es decir, esa persona es el espejo donde observamos todo aquello que para nosotros resulta importante, todo aquello que forma parte de nuestros gustos u aficiones siendo por ende, vital para nuestra autoestima (y lo llamamos «valor»). En algunos casos ocurre que los valores proyectados son valores falsos (valores nuestros pero inexistentes en el otro), lo que ocurre es que con el transcurrir del tiempo la relación se resquebraja y la parte que ha hecho esta falsa proyección de SUS valores por no aceptar ese hecho, los termina abandonando o perdiendo en el camino ya sea que se los Mutile y decida restarles importancia (dando un duro golpe a su Yo); o que los delegue y termine dependiendo del otro y de esos valores falsos e inexistentes. Cualquiera de los casos es extremadamente peligroso y nocivo para nuestra salud mental ya que pone en entredicho a nuestra autoestima y nos hace sentir cada vez peor con la relación.


Pasa, que si con esa persona te sientes en el aire, si experimentas plenitud o estas lo suficientemente aferrada (o) como para observar el problema de manera objetiva, jamás serás capaz de tomar una decisión y valorarte por encima de lo que sientes -o crees sentir-. Por eso, si te das cuenta que la persona con quien
mantienes una relación no comparte ni respeta tus gustos y por este motivo te ves en la obligación de abandonarlos o delegárselos; debo decirte que estás en aprietos, al cabo de un tiempo dejarás de ser tú mismo (a) y él (ella) no será más un reflejo de ti porque con el pasar de los meses no sabrás ni qué o quién exactamente eres tú.

EMPIEZO POR MI
Hoy es un excelente día para que decidas empezar por ti. Aún cuando la mayoría de mís posts han sido dedicados a quienes disfrutan su soltería, también ha habido un par para aquellos que están en pareja y es que, disfrutar de una relación no es malo siempre y cuando se sepa cómo y cuánto amar o hasta dónde y a quién dar tu amor; por lo tanto, estés casado o soltero esto es para ti:

Abre los ojos, agradece al creador por un nuevo día, prepárate un café y si esa es tu rutina todas las mañana

s; agrégale esta vez una pizca de canela, chocolate o sencillamente algo que disfrutes. Ve a la ducha, vive la sensación relajante de las gotas recorriendo tu piel, lleva tu mejor atuendo, maquíllate, arréglate el cabello, siéntete lo hermosa (o) que tú sabes que eres, mírate mil veces al espejo hasta darte cuenta de lo valioso que es ese reflejo de ti, pon un poco de la música que te gusta, invítate un desayuno especial, ve al trabajo con una gran sonrisa en los labios, consiéntete, regálate un masaje, compra tu postre favorito, tómate varias veces al día unos instantes sólo para ti, siente el sol en tus mejillas, disfruta de ver un atardecer, sonríe, vuelve a mirarte al espejo, sal a bailar, invítate una cena, relájate, haz a diario al menos una cosa de esas que hace tiempo ya no practicas, sigue sonriendo…. Empieza por ti.Se puede, claro que se puede; las excusas no existen cuando se trata de tu bienestar, no vas a faltarle a nadie pensando en ti, al contrario; estarás mucho más tranquila y feliz como para poder pensar también en aquellos que te necesitan. Recuerda; sólo tú decides en tu vida, por lo tanto, ser feliz y sonreír es única y exclusivamente tu responsabilidad. ¡Ámate, piensa en ti!

 
– ¿APEGO O DESAPEGO?  ¿QUE PALABRAS SERÁN LAS APROPIADAS PARA EXPLICARLE AL CORAZÓN QUE YA NO ESTARÁS AQUI?

  «El tiempo ha pasado muy lentamente desde que no estás, te extraña mi cuerpo y mi mente como si estuvieras dormido, como si aún existiera un mañana» farley V.


¿Cuántos rompimientos hemos tenido a lo largo de nuestra vida?, ¿Cuántas veces nos hemos quedado en «tinieblas» porque se nos apaga la luz?, ¿Cuánto tiempo hemos desperdiciado añorando, apegados a un ayer que ya no será más?

Decidió irse de tu vida, se siente mejor sin ti, quiere un poco de libertad, necesita tiempo, no está totalmente seguro, conoció a otra persona, ya no siente lo mismo, es un celoso compulsivo, huyó de ti por tus celos sin razón, se cansó, quiere respirar otros aires, busca renovar su yo interno al lado de otra persona, falleció y ya no lo verás; muchas opciones válidas para una sola respuesta: «El abandono».

Abandono, si. Es eso lo que piensas que hizo, ¿No?, abandonarte; pues aunque no lo creas y no hagas más que culparlo, él si tuvo la firme convicción de pensar primero en si mismo y por no sentirse pleno a tu lado prefirió alejarse de ti. ¿Lo habías visto desde ese punto?

Para que una relación pueda funcionar resulta necesaria la auto valoración por sobre todas las cosas ya que si comienzas a sentirte incómodo o mal con tu pareja, desviarás todas tus energías a buscar exterminar la raíz de esa incomodidad (y no pensarás que pueda ser otra cosa que la relación misma). Si una persona desea estar en tu vida hará hasta lo imposible por lograrlo; si por el contrario esa persona decide irse de tu lado y hacer un futuro lejos de ti; agradece su presencia, bendice su nueva vida, Siéntete feliz por el aprendizaje obtenido y por el que tuviste la oportunidad de ofrecer, perdona las ofensas, SONRÍE y más importante aún, despídete y SIGUE TU CAMINO. No te aferres aún cuando sepas que la costumbre es más fuerte que el amor… NO al apego, SI al desapego.

¡Espero hayan disfrutado el leer este primer volumen tanto como yo disfruté el escribirlo! Próximamente continuaré regalando fragmentos de mi. Un fuerte abrazo y recuerden;
#HazloPosible
#YoSoylaMujerquehacePOSIBLEloimposible
#YoCreoEnMi 
Instagram: FarleyVF



Deja tus comentarios aquí: