Hábitos que afectan la salud bucal

Hábitos que afectan la salud bucal

Consciente o inconscientemente hacemos algunas actividades que pueden afectar la vitalidad e integridad de tus estructuras dentales. Por ejemplo, fumar, beber café o té en exceso, tomar gaseosas o consumir golosinas.

Pero además hay otras conductas que también atentan contra nuestra integridad oral. Tales como morderse las uñas, que además de antihigiénico, puede hacer que las bacterias que se encuentran entre las uñas provoquen una infección en el aparato digestivo o infecciones locales en la boca.

También por insólito que les parezca, resulta un mal hábito para la dentadura, el bañarse en las piscinas, porque el cloro puede ser perjudicial para el esmalte dental de las personas que en ella se sumergen.

Esto afecta principalmente a los deportistas que están dentro del agua más de cuatro horas diarias, y a personas que van de manera regular para mantenerse en forma.

Por otra parte, utilizar los dientes como herramientas pueden dañarlos. Incluso cortar un hilo con los dientes, que pudiera parecer inofensivo. No hay tanto riesgo de sufrir una fractura, pero los bordes se van desgastando y se pueden ir provocando fisuras que no se ven y el diente se va debilitando.

Y una acción que comúnmente realizamos y no sabemos que daña nuestros dientes es masticar hielo. Esta acción puede fracturar inmediatamente la cúspide o borde de algún diente o puede producirles líneas de fracturas, así como también puede fracturar o desalojar alguna restauración ya existente.

Finalmente, al accionar el cepillo de manera horizontal sobre la superficie de los dientes, también los dañamos, pues se desgasta el esmalte y se producen daños en la encía, dejando así restos de alimentos en las superficies interproximales de los dientes.



Deja tus comentarios aquí: