Hacer más, tener menos

¿Te pasa que para hacer algo, lo que te haría feliz,  necesitas “más dinero” o comprar algo o algún otro obstáculo? Entonces eres 0tra víctima de una vil mentira: no necesitas nada.

El asunto de las cosas materiales nos rodea de tal forma, acapara tanto nuestra atención, que actualmente es muy raro encontrar a alguien que decida emprender algo sin necesidad de “pagar algo”.

La trampa está en todas partes: para “ser exitoso” necesitas graduarte de la universidad, tener un carro más grande, una casa, ir a restaurantes, comprarle el playstation a tus hijos… la lista es infinita. No somos pocos los que caemos en esta espiral, hasta el punto en que nos damos cuenta que somos unos seres infelices: atrapados en un trabajo que odiamos, con un carro que apenas podemos usar por el poco tiempo libre disponible, endeudados hasta más no poder para pagar la hipoteca y gordos de tanto comer en esos estúpidos restaurantes.

La verdad es que nada de esto es necesario. No estoy diciendo que el dinero sea “malo” ni nada por el estilo, sino que lo material no puede ser el impulsor de nuestras decisiones, de nuestra felicidad, de nuestra vida.

zapato_running¿Quieres pasear con tus hijos? No necesitas regalarles una bicicleta, o unos patines para hacerlo. De hecho, te apuesto que será feliz con que le acompañes por el parque. ¿Quieres comenzar a correr? No necesitas equipamiento ni zapatos caros para comenzar.

Hace poco escuchaba a un adolescente decir que quería ser escritor, pero para poder comenzar necesitaba un computador. ¿Necesita ese chico un computador para escribir? No. ¿Necesita escribir para ser feliz? Probablemente sí.

Puedo poner cientos de ejemplos, pero la cruda verdad es que no necesitamos nada más que lo que tenemos para convertir nuestros sueños en realidad. Muy rara vez la felicidad radica en “tener algo”. De hecho, la mayor parte de las veces realmente lo que queremos es “hacer algo” para poder estar satisfechos con nuestras vidas.

Pero ¿cómo acabar con esta imperiosa necesidad de adquirir algo para emprender algo nuevo? Aquí 3 pequeños pasos para comenzar a intentarlo:

  1. La próxima vez que quieras hacer algo busca hacerlo lo más pronto posible sin gastar un centavo. Por ejemplo, si quieres correr una carrera de 10 kilómetros no conviertas en “necesario” comprar unos zapatos nuevos para comenzar a entrenar.
  2. Cuando escuches a alguien decirte que no puede empezar con algo porque no tiene dinero háblale de alternativas, te sorprenderás de lo ingeniosos que podemos ser, sobre todo si no se trata de nosotros 😉
  3. Ignora a los “profesionales”, siempre querrán venderte algo.



Deja tus comentarios aquí: