¿Qué haces cuando hablan de ti?

cuando hablan mal de ti

Me suelen consultar: «¿cómo evito que me afecten las palabras negativas de otras personas?». Los consejos que te daré en este artículo están dirigidos principalmente a las opiniones de las personas cercanas a nosotros, por ejemplo, la familia. No es fácil ignorar la negatividad o las opiniones contradictorias de las personas con las que tenemos que convivir a diario. Recuerda que la familia casi siempre trae las lecciones más difíciles y se cree que la escogemos antes de nacer para aprender todas las lecciones que nos tocan en esta vida.

Los consejos aquí abajo también te pueden servir para la opinión de otros que no son cercanos a ti, aunque en ese caso también te invitaría a cuestionar por qué mantienes una relación con esas personas de manera voluntaria (si es el caso) cuando no te hace sentir bien ni te apoyan en tu camino. Como dice la frase de Jim Rohn: “somos el promedio de las 5 personas más cercanas”, escógelas bien.

Todas buscamos de alguna forma ser queridas y aceptadas, es una de las necesidades de los seres humanos, pero muchas veces pasamos demasiado tiempo y energía preocupándonos por las opiniones de otros. Inclusive, a veces lo hacemos de manera inconsciente, repitiendo patrones o queriendo imitar a otros, en busca de la aprobación de la sociedad.

Encuentra tu centro de poder

Sé que repito mucho la importancia de encontrar tu centro y tu poder, porque el pilar fundamental para poder ser independiente de las opiniones de los demás es encontrar tu propia verdad y saber quién eres tú. Cuando reconoces quién eres y los valores que te definen como persona y logras vivir desde ese espacio de integridad, te va a importar mucho menos la opinión de otros.

Además, cuando vivimos con amor y compasión, nos damos cuenta de que las opiniones de otros no tienen nada que ver con nosotras y más bien tienen todo que ver con ellos. Si no nos gusta lo que las otras personas están diciendo, podemos irnos del lugar sabiendo que estamos honrando nuestra verdad. “Soy totalmente independiente de las opiniones buenas o malas de otros” – Deepak Chopra

Observa tu reacción a los comentarios de otros

Aunque las opiniones de otros tienen todo que ver con ellos y no con nosotras, nuestra reacción ante ellas sí tiene que ver todo con nosotras. Cuando reaccionamos de manera negativa ante algo, tenemos que preguntarnos de dónde viene la energía y por qué causa esa reacción en nosotras. Cuando una persona te diga algo que te haga sentir mal, pregúntate a ti misma: “¿qué de esa frase creo yo que es verdad?”, “¿qué creencias hay alrededor de esto?”.

A veces las cosas que más nos afectan son las que en algún nivel nosotras también creemos que son verdad o que tenemos que sanar. Te voy a dar un ejemplo. Hace unas semanas conversé con una persona altamente intuitiva. Ella me comentó que yo tenía que hacer algo que yo ya había decidido que no quería hacer. Para mi sorpresa, cuando ella lo mencionó yo no respondí de una manera calmada que eso no era para mí, ni me quedé callada y acepté su opinión, sino que exploté. Me enojé mucho y comencé a decir cosas sin sentido para justificar mi postura. Mientras más me enojaba con ella, ella más insistía y yo me alteraba cada vez más. En un momento de consciencia me miré y pensé: “¿MJ, qué estás diciendo?, estás hablando sin sentido y reaccionando fuera de lo normal”. Yo casi nunca pierdo mi paciencia, ni exploto de la manera en que lo hice, pero ella dijo algo que me sacó de mi centro en un segundo.

Cuando paré para observarme, me di cuenta de que quizás ella me estaba diciendo algo que yo no había trabajado y que tenía que abrirme a la posibilidad de eso en mi vida. La revelación más importante no fue lo que ella me dijo, fue la manera en la que yo reaccioné, porque cuando reaccionamos así, es porque hay algo en nosotras que también tenemos que sanar o enfrentar. Existe en nosotras alguna creencia sobre ese tema que cuando otros lo mencionan, nos afecta. Explora todo lo que está ocurriendo allí, de seguro algo nuevo descubrirás y recuerda responder con amor y compasión por ti misma, no con rabia.

Dirige la conversación hacia algo positivo

Hay momentos en los que tenemos que relacionarnos con personas que sabemos que siempre tienen algo negativo que decir. Si es el caso, prepárate y busca siempre dirigir la conversación hacia algo positivo. Por ejemplo, en una reunión familiar busca hablar de temas que sabes que no causan controversia o que hacen que el ambiente se sienta liviano. Puedes poner música, compartir fotos o salir a la naturaleza. Evita las situaciones en las que probablemente saldrá un tema que a ti te afecte. Recuerda que ingresar con rabia a cualquier situación solamente la empeorará. Ingresa con amor y busca siempre ser la mejor persona que puedes en cualquier situación.

Comunica con claridad cómo te sientes

Si la persona que constantemente está diciéndote cosas negativas es tu pareja o alguien muy cercano a ti, entonces, tienes que expresar cómo te hacen sentir sus palabras, desde tu centro de poder y con claridad. Hay muchas formas en las que podemos decir cómo nos sentimos sin crear un problema mayor, una discusión, ni herir los sentimientos de otros. Recuerda que es muy importante que te puedas comunicar con confianza en todas tus relaciones. Si tienes problemas expresando tus necesidades o sentimientos con alguien cercano a ti, te recomiendo leer el libro Comunicación No Violenta: Un Lenguaje de La Vida, de Marshall Rosenberg. Cuando expresamos cómo nos sentimos con autenticidad -sin culpar al otro- abrimos mejor los canales de comunicación y es más fácil que la otra persona entienda cómo su comportamiento nos afecta y por qué.

Las situaciones en las que las opiniones de otros nos afectan no siempre tienen una raíz clara, ni son “blanco y negro”. En estas situaciones hay una mezcla de sentimientos, creencias y muchas veces falta de comunicación. Te recomiendo explorar tus creencias alrededor de las opiniones de otros, tus límites y la forma en la que te comunicas. Esto no es un trabajo de un día para el otro, pero es una acción muy valiosa que te ayudará a crecer como ninguna otra.



Deja tus comentarios aquí: