¿Hasta dónde puedes llegar?

hasta donde llegar

¿Hasta dónde puedes llegar? Hace unos días perdí mis teléfonos y tuve que comprar un teléfono mucho más económico a los que tenía para no quedarme incomunicado.

Un día descubro a mi hija jugando con el teléfono celular y me di cuenta en ese instante de las múltiples aplicaciones que tenía, las cuales no me había percatado antes. Mi hija con su ternura, paciencia y curiosidad poco a poco comenzó a investigar el teléfono y me mostró lo que había descubierto. Inmediatamente investigué más funciones del pequeño pero útil teléfono y me di cuenta que había hecho una muy buena inversión, por un costo muy bajo había comprado un gran teléfono celular.

Para darme cuenta de todas sus aplicaciones y funciones tuve que ir al manual del fabricante y leer más detalladamente sobre su uso, lo cual desconocía pensando en que por el tamaño y el precio, el teléfono no servía para todo lo que había descubierto.

Muchas veces somos o actuamos como yo lo hice con este teléfono; creemos que por ser pequeños y tal vez no tener un valor como otros, no somos capaces de hacer tantas cosas o no tenemos las facultades para realizar diversas tareas, y obviamos el propósito por el cual fuimos creados, obviamos ir al manual del fabricante para entender cuáles son las funciones que debemos cumplir en este mundo.

Para comprender hasta donde puedes llegar pregúntale a tu fabricante

Muchos desconocen para qué fueron hechos y más aún desconocen quién los hizo. De seguro si no hubiese mirado la marca de mi teléfono no hubiese podido investigar más acerca de sus funciones y aplicaciones, tuve que ver el nombre de la casa que los hizo, su modelo y de esta manera pude investigar más claramente.

¿Quién es tu creador? ¿Cuál modelo eres? ¿Para qué fuiste [email protected]? ¿Cuáles son tus funciones en esta tierra? ¿Sabes hasta dónde puedes llegar?

Conocer de dónde vienes, de seguro te servirá para saber a dónde vas.

Durante años desconocí quien era y a donde iba. Vagué de manera circular por este mundo sin propósito alguno, tratando cada día de sobrevivir y de encontrar una oportunidad que como arte de magia cambiaría mi vida. Recuerdo caminar mirando al piso porque esperaba encontrarme un billete o un morral lleno de billetes; recuerdo buscar oportunidades mágicas que por arte de magia cambiarían mi triste realidad, pero nada sucedía y el tiempo pasaba.

Un día leí la frase: “Si puedes responder tres preguntas claramente y entenderlas, comprenderás todo en la vida. ¿Quién eres? ¿De dónde vienes? ¿Y a dónde vas? Frase que hizo click en mi cerebro y hoy anhelo que las puedas meditar.

Nunca sabrás hasta dónde puedes llegar si no sabes para lo cual fuiste [email protected]

Debes descubrir todo tu potencial, debes reconocer de dónde saliste y entender para dónde irás, sólo así dejarás de ser un loco o una loca caminando en el mundo que no te comprende, y te convertirás en una persona osada que a pesar de las circunstancias descubrió el valor que había adentro y decidió marchar hacia su meta.

Hoy detente por un instante, deja de seguir caminando mirando al piso esperando encontrar un milagro, deja seguir esperando el momento mágico que cambie tu vida y decídete a hacer un cambio en tu vida.

Si quieres que las cosas pasen, haz que pasen.

Haz que hoy suceda algo en tu vida, que el propósito, significado, misión y visión se escriban en tu mente y en tu corazón y puedas mantener el rumbo desde hoy hacia el éxito por el cual fuiste [email protected]

Dios no creo [email protected], si Él todo lo puede, de seguro tu podrás hacer mucho; eres una persona de éxito. No esperes la magia, haz magia, no esperes un milagro para cambiar tu vida, cambia tu vida y haz un milagro, no esperes una oportunidad de éxito, crea la oportunidad y convierte en una persona de éxito, no esperes que otros triunfen para poder triunfar; triunfa y ayuda a [email protected] a que también lo hagan.

¿Hasta dónde puedes llegar? Quien te hizo no tiene límites y de seguro tampoco los tendrá para ti. NO hay límites en la vida, sólo hay límites en tu mente.

Cambia tu manera de pensar y de seguro cambiara tu manera de vivir. Romanos 12:2

@NorbeyRodriguez

Presidente de www.copoleader.com

Comunicador/Teólogo/Coach de Vida



Deja tus comentarios aquí: