Hasta los 50 respiré, ahora además vivo

Schatzi tiene canas y es abuela, pero puede hacer 700 km en bici, estudiar una nueva carrera y cambiar de profesión. En esta charla ella nos cuenta cómo dejó de solo respirar para empezar a vivir después de los 50 y comparte las claves para hacer un vuelco en nuestra vida cotidiana. Nos dice que siempre nos está esperando una oportunidad.



Deja tus comentarios aquí: