Hey! Esto también puede afectar tu peso

La ciencia no deja de sorprendernos. Cada día surgen más estudios que nos permiten derribar mitos sobre nuestra salud, todo esto gracias a la curiosidad insaciable del humano por investigar e ir más allá de los rumores y de lo que nos dictan nuestros sentidos.

Sobre la obesidad se ha hablado bastante. Se suele pensar que la principal causa de su aparición es el exceso en el consumo de comida, factores genéticos y una vida sedentaria. Esto, claro está, tiene muchísimo de cierto, pero no aplica en todos los casos.

Existen algunos factores que pueden contribuir con la aparición de los kilitos de más y que, generalmente pasamos por alto. Por eso hoy decidimos compartir contigo algunas de las causas que, según el portal web CNN en Español, pueden hacerte aumentar de peso sin que siquiera lo notes:

  1. La contaminación del aire: un estudio realizado en 2012 encontró que la exposición de las mujeres embarazadas a altos niveles de hidrocarburos aromáticos policíclicos (HAP) en el aire hacía a los niños tuvieran el doble de posibilidades de tener obesidad a sus siete años de edad.
  2. Altitud: un estudio publicado en la revista International Journal of Obesity  llegó a la conclusión de que las personas que viven más cerca del mar tienen más posibilidades de ser obesos. Afirmaron, además, que las personas que vivían a altitudes menores a los 1640 pies (499 metros) tenían 5,1 veces más probabilidades de ser obesos que las personas que vivían a altitudes por encima de los 9.843 pies (3.000 metros).
  3. Consumo de antibióticos: existe una relación entre la obesidad y el uso temprano de antibióticos en los niños, según un estudio realizado en 2012. Luego de realizar un estudio con ratones que registró resultados similares, los investigadores llegaron a la conclusión de que este hecho podría estar relacionado con la forma en que los antibióticos modifican la bacteria intestinal.
  4. Dependencia del auto: mientras menos ejercicios realices, más probabilidades tienes de ser obeso. Es por eso que mientras más dependas de tu auto para movilizarte, aunque sean distancias cortas, más sedentario serás.
  5. Falta de bacterias intestinales: aunque pueda sonar muy extraño, distintas investigaciones han concluido que las personas cuyos intestinos carecen de «diversidad microbiana» tienen mayor riesgo de aumentar de peso.
  6. Falta de sueño: estudios recientes han explicado que la falta de sueño puede incidir en la cantidad de grasa corporal, debido a que mientras menos dormimos nos sentimos más motivados a comer, lo que afecta nuestro peso y también nuestra capacidad de tomar buenas decisiones sobre lo que comeremos.

Interesante, ¿no?



Deja tus comentarios aquí: