Hombres y mujeres ¿cómo manejamos la diferencia de pensamiento?

Ya la mayoría de los hombres ha entendido que cuando ven a su pareja extraña y le preguntan ¿qué te pasa? Y reciben como respuesta: Nada, es una señal de alerta máxima porque en realidad significa que pasa de todo y el conflicto está a punto de estallar, pero ¿por qué pasa esto y cómo se puede resolver?

La doctora Louann Brizendine ha realizado investigaciones que le han llevado a afirmar que en el cerebro masculino las zonas destinadas a la actividad sexual o a la agresividad son mayores, mientras que en el cerebro femenino destacarían las zonas destinadas a escuchar y a la empatía; y así como ella numerosas investigaciones han permitido entender que ciertamente a nivel cerebral hay diferencias en el modo de procesar la información y por tanto en la forma en que perciben, sienten y expresan lo que les ocurre, el foco, en ambos casos suele ser distinto.

Algunas diferencias entre hombres y mujeres

  • El hombre suele estar concentrado o enfocado más en los objetivos, las mujeres en los procesos, es decir, ellos van a lo que van, nosotras en la forma y en los detalles del proceso, y, en este sentido cuando un hombre corteja a una mujer tiene el objetivo claro de lo que quiere y por lo tanto hace todo un despliegue de conductas para atraerla hasta que ella acepta fascinada por sus detalles y romanticismo pero ¿y luego?, una vez cubierto este objetivo pareciera que esos detalles dejan de estar o por lo menos no son tan frecuentes y ella se alarma pensando que algo ha cambiado e incluso se resiente.
  • Este foco actúa igual cuando los hombres tienen un problema, la mayoría tiende a encuevarse y a centrarse en resolver, ¿las mujeres? Lo cuentan, lo comparten, buscan posibilidades, expresan sus sentimientos lo que hace que a los hombres les resulte no solo complicado comprender esa dinámica sino que incluso las pueden tildar de dramáticas.
  • Los hombres tienden a superar las cosas más fáciles, a dejar ir las cosas, sin embargo, las mujeres tenemos circuitos cerebrales interconectados con gran capacidad de interconexión y memoria que torna difícil la tarea de olvidar lo sucedido y que nos mantiene en alerta ante la posibilidad que vuelva a suceder… eso sin contar la habilidad para traer a escena una y otra vez situaciones que los hombres ya dieron por capítulo cerrado.
  • Los hombres suelen ser directos en su lenguaje tanto para pedir como para responder a las que las hagan; las mujeres adornamos en la fantasía que nos adivinen lo que queremos porque consideramos de entrada que lo debería saber.
  • Las mujeres solemos hacer más de una cosa a la vez, los hombres suelen enfocarse en una a la vez.
  • En el hombre el contacto sexual es físico primordialmente y en la mujer es más emocional.
  • Las mujeres queremos indagar, hacer preguntas, profundizar, los hombres sienten eso como una invasión.
  • Los hombres suelen ser más espontáneos, nosotras planificamos más.
  • Los hombres suelen enfocarse en una tarea a la vez nosotras en varias a la vez.
  • Los hombres tienen mejor sentido de la orientación espacial.
  • Las mejores solemos ser muy preguntonas porque queremos indagar todo.
  • Los hombres suelen enamorarse más por lo que ven, las mujeres por lo que oyen.
  • Las mujeres somos más intuitivas.

Cómo podemos conciliar estas diferencias

HOMBRES MUJERES
Entender que cuando una mujer te cuenta un problema está más interesada en lo empático que puedas ser que en los consejos que le puedas dar Pedir con claridad que deseas ser escuchado en cuanto a lo que estás sintiendo que en recibir consejos.
Hacer las preguntas que necesites para asegurarte que el mensaje que ella te desea dar está claro Decir con exactitud lo que deseas alejándote de los rodeos, no juegues a las adivinanzas.
Recuerda que las mujeres valoran los detalles y la constancia… ¡Siempre! Deja que te conquiste cada día, no lo atosigues tu con mensajes porque él sentirá que no hay más que agregar.
Recuerda recrear sus oídos con frases de amor e interés Atiende tu apariencia como si cada día fuera una oportunidad para volverlo a enamorar
Hazle saber cuando necesitas estar solo para pensar y resolver Respeta sus espacios, sobre todo cuando necesita soledad
Haz del sexo una experiencia de amor, no te olvides del pre, de las caricias, de las palabras Expresa con soltura lo que te gusta en la intimidad sexual
Hazle sentir siempre lo importante que es en tu vida, ella no va a entender que estás ocupado, puede pensar que ya no la quieres igual Aprende a soltar el pasado sin rabia, perdona y deja ir

Lo más importante es entender que tenemos procesos distintos pero que el amor es el puente más sólido y que si nos mantenemos sobre él y estamos conscientes que estas diferencias estructurales, si conversamos, si establecemos acuerdos y los respetamos, si hacemos más el amor que la guerra, di nos dedicamos a conquistarnos y a enamorarnos cada día, podremos vivir la experiencia de un amor eterno

“Cuando los hombres y las mujeres son capaces de respetar y aceptar sus diferencias, el amor tiene entonces la oportunidad de florecer.” John Gray,  Los hombres son de Marte y las mujeres son de Venus



Deja tus comentarios aquí: