Ho’oponopono: carta con palabras de poder sanador

Ho’oponopono: carta con palabras de poder sanador

A través de Ho’oponopono unimos nuestro ser a la divinidad para pedirle que nos libere de todas nuestras memorias, y nos envíe luz e inspiración. Cuando nos hacemos conscientes del poder de esta oración, de pronto todo empieza a tomar su camino, la paz nos toca la puerta y empezamos a vivir en el presente. Dejamos de darle atención a ciertas cosas, y les damos más amor a otras.

Uso Ho’oponopono como agua de vida para limpiar y liberarme de todas mis limitantes, bloqueos y memorias erróneas. Abrazo mis creencias negativas y limitantes, las reconozco, las perdono, las suelto y confío. Confío en Dios padre celestial y su inmenso poder creador. Confío en que todo lo que es perfecto para mí, llega.

“Lo siento. Perdóname. Te amo. Gracias”. Son las palabras claves para hacer limpieza energética. Una vez que empiezas a repetirlas, obtienes paz y comienzas a ver la vida desde otra perspectiva. Sin control, con fluidez, todo se alinea para tu bien. La gratitud y el amor se vuelven los pilares de tu vida, y de pronto empiezas a vivir en el aquí y el ahora, como debe ser, como es. Agradecer me conecta con el Creador. Agradecer es la mejor forma de conectar con la energía del universo, pues nuestra vibración se eleva a su misma frecuencia. Cuando agradeces, reconoces y aprecias el valor de lo que se te ha dado.

Puedes ver el mundo que te rodea con ojos de amor. Empiezas a atraer más y mejor de eso que estás agradeciendo. Haz una pausa para reconocer la abundancia en todo, y principalmente en ti. Agradecer tu camino, sus altos y sus bajos, las personas y/o situaciones que te acompañaron, la gente que sigue caminando contigo, y todo lo que fuiste, eres y serás, es la forma más bonita de decirle al universo que estás listo para recibir más.

Recuerda, todo lo que te sucede es por y para tu evolución, así que recíbelo con los brazos abiertos. Abraza tus problemas. Dile “gracias por estar ahí para mí”, ya que puedes crecer espiritualmente cuando los resuelves satisfactoriamente. Honra y reconoce el camino que nos ha traído hasta este presente, y abre la puerta a lo mejor de lo mejor y a la abundancia escribiendo esta carta Ho’oponopono:

Divino Creador. Padre, Hijo y Espíritu Santo. Suelto y libero con amor todo pensamiento y programa negativo. Suelto y libero con amor toda memoria discordante. Suelto y libero con amor toda creencia limitante y bloqueo energético. Suelto y libero con amor toda creación mental y verbal que se convirtió en obstáculo. Creador, limpia y disuelve toda memoria errónea en mi vida, transmuta en luz y amor. Limpia. Limpia. Limpia. Limpia. Lo siento, por favor, perdóname, te amo, gracias. Lo siento por todo lo que está en mí y logró crear esto. Por favor, perdóname. No sabía que tenía eso en mí y me perdono. Hoy tengo la certeza de liberar todas mis memorias erróneas y sanar definitivamente todos los patrones discordantes. Te amo muchísimo. Gracias a ti, creador de todo lo que es. Gracias, Dios padre celestial, porque confío en que todo lo correcto y perfecto llega a mi vida y a mi mundo. Mi corazón está en total agradecimiento. Gracias, universo. Agradezco todo lo bueno. Y agradezco todo lo malo. Infinitas gracias. Lo siento, por favor, perdóname, te amo, gracias. Gracias, Creador, que tengo todo para ser feliz. Gracias, Creador, porque todo lo bueno viene a mi vida. Gracias, Creador, porque todo lo bueno está conmigo ahora y aquí. Yo amo todo lo que tengo y lo que vendrá a mí.

Yo recibo con total gratitud todo lo que el universo me envía. Gracias, Creador. Te amo.

¡Vibro muy alto con el divino creador que mora en mí!
Lo siento, por favor, perdóname, te amo, gracias.
Gracias, Padre, porque así está hecho.

Photo by Skitterphoto from Pexels



Deja tus comentarios aquí: