Incrementa tu potencial

Incrementa tu potencial

Desarrollar nuestra potencialidad es fortalecer lo que ya somos, pero que a la vez todavía no estamos siendo. Para este trabajo existe una herramienta denominada coaching.

En líneas generales, podríamos decir que el coaching es un proceso sistemático en el que se facilitan herramientas para que el coacheado supere las trabas que dificultan el alcance de sus objetivos.

Algunas características del coaching:

  • Es un proceso de aprendizaje: todas las partes involucradas aprenden, así se promueven los cambios cognitivos, emocionales y conductuales. El buen aprendizaje es acción.
  • Es sistemático: la acción humana no es lineal, por ello el coaching se centra en el presente, emplea el pasado como soporte del entendimiento y proyecta el futuro deseado. A la vez, nuestras personalidades son vinculares. Pertenecemos a un sistema hecho por vínculos (todos relacionados), vínculos que hicimos nosotros, que hicieron los otros, y que hizo el mismo sistema.
  • Confía en el potencial de cada quien: el coach no debe aconsejar ni presionar ni indicar soluciones. Su rol es allanar el camino para que el coacheado alcance la comprensión de su situación.
  • Es flexible y riguroso: debe adaptarse a una gran diversidad de situaciones y a la vez ser firme para asegurar el logro de los resultados deseados.

Estas son las premisas básicas del coaching con el que podemos sorprendernos positivamente de nosotros mismos.

Galileo Galilei: «No podemos enseñarle nada a la gente; sólo podemos ayudarlos a que descubran lo que hay en su interior«.



Deja tus comentarios aquí: