Integridad de ser

Integridad de ser

El auténtico camino hacia la paz consiste en la integridad de Ser. Pero desconoces al Ser porque te has fijado demasiado en las formas y has creado una muralla en torno a él. El mundo te ha cautivado volviéndote tu propio obstáculo.

Si quieres paz debes ser merecedor de ella y esto podrás lograrlo dejando de lado la infinidad de contradicciones en las que estás inmerso.

Anhelas lo que ignoras. Deseas lo que desconoces. Añoras lo que ya no existe. Sueñas con lo que traerá un mañana. Caminas con los ojos vendados.

¡Deambulas… deambulas… deambulas!

¿Acaso no sabes que la paz ya está en ti?

Sólo despójate de toda idea de búsqueda y de conquista.

Eres esclavos de las inquietudes de tu mente y mientras permanezcas atado a las gruesas cadenas de la ignorancia, lo que es esencial te será ocultado.

Dime, ¿por qué insistes en transitar la existencia, atormentado por las imágenes de este mundo?

Es el alma quien da los pasos en el camino, llevándonos a transitar por senderos que conoce.

¡No te definas intelectualmente como el artífice de tu historia! Recuerda que solo sigues, embriagado y en éxtasis, las demandas de tu corazón. Y es ese corazón impulsor de las intenciones de la conciencia, conciencia que se manifiesta a través de ti como el Alma de tu Alma.

Una realidad consciente es tu verdadero estado natural, tu verdadera esencia.

¡En tanto te escapes de ti mismo, toda verdad te será ocultada y toda bendición tendrá el sabor amargo de la desesperanza!



Deja tus comentarios aquí: