Inteligencia emocional para gestionar los grupos de Whatsapp

Los grupos de Whatsapp forman parte de nuestra vida. El primer paso para gestionarlos de modo óptimo es poner el punto de atención en lo positivo que aporta la comunicación a través de este medio. Es conveniente poner filtros a este tipo de interacción en grupo. Por ejemplo, si quieres hablar con tu mejor amigo, habla en privado, pero no pongas nada al respecto en el grupo de Whatsapp.

Prioriza el contacto presencial con aquellos amigos que viven en tu misma ciudad y valora la tecnología como una fórmula casi mágica que te permite estar más cerca de aquellas personas que viven lejos de tu ciudad.

Comparte a través de Whatsapp aquella información que puede aportar valor a todos los miembros de grupo. Por ejemplo, si tienes un grupo de Whatsapp con compañeros de trabajo y utilizas este canal a modo de networking puedes aportar contenidos sobre libros publicados, reseñas de artículos, publicaciones especializadas, congresos universitarios, charlas y cursos de formación.

Por otra parte, si tienes un grupo de Whatsapp de amigos, puedes tomar la iniciativa para organizar planes a través de este medio, por ejemplo, si te apetece ser anfitrión de una comida que vas a organizar en tu casa puedes ofrecer dos fechas alternativas para que cada amigo te diga qué día le viene mejor y así elegir la cita entre todos.

Es recomendable que no envíes más mensajes de Whatsapp a partir de las nueve de la noche. Despide el día con calma y tranquilidad, intenta mantener una rutina ajena a las nuevas tecnologías al final del día.

No es necesario llenar de contenido nuevo los grupos de Whatsapp todos los días. Es mejor priorizar la calidad de la interacción, más allá del número de mensajes. De lo contrario, en este tipo de grupos puede producirse cierta saturación cuando se acumulan en el buzón de entrada un montón de mensajes pendientes de leer.

Evita escribir en Whatsapp con las abreviaturas típicas del mensaje de sms ya que muchas personas mayores no están habituadas a esta forma de escritura.

Si has visto una obra de teatro y te gustaría compartir tu crítica positiva con tu familia y amigos para que se animen a ver la obra, puedes tomar la iniciativa. Si has leído un libro de autoayuda que te ha encantado también puedes dar el paso de hacer una sugerencia de lectura a tus familiares. Si te ha gustado un post de Inspirulina también puedes darle difusión.

La vida es compartir y cada vez tenemos más formas de comunicación que nos permiten compartir la vida en agradable compañía. No te quedes en un segundo plano en los grupos de Whatsapp como mero espectador de los mensajes de los demás. ¡Participa y suma tu propia esencia!



Deja tus comentarios aquí: