Inteligencia emocional para ser feliz hoy

Como todo hábito, la actitud de ser feliz también implica un entrenamiento que adquiere significado en la práctica del día a día. Para ser feliz mañana, en primer lugar, tienes que ser feliz hoy. ¿Cómo lograr este objetivo?

  1. Para ser feliz hoy tienes que pasar página en el libro de la vida para no quedar estancado en un capítulo anterior.
  2. Tienes que perdonarte a ti mismo por los errores del pasado, ya que el perdón aporta libertad interior en la consecución de nuevos objetivos.
  3. Encuentra espacios de tranquilidad para practicar la serenidad. Por ejemplo, disfruta de paseos relajantes en un entorno natural.
  4. A primera hora de la mañana, visualiza cómo quieres que sea tu jornada. Dicha visualización es un antítodo de automotivación que conecta tu mente con la esperanza de un día maravilloso.
  5. Establece unas rutinas habituales en tu día a día para afianzar el saludable valor de la costumbre como un estilo de vida en relación con factores importantes como los horarios de alimentación y descanso.
  6. Los mejores regalos que puedes hacer a los demás son inmateriales. Por tanto, potencia el valor de estos pequeños detalles en tu día a día: puedes ofrecer tu agradable compañía a los demás, compartir tu pensamiento positivo, reforzar a los demás a través de un elogio.
  7. No dejes que el estilo de vida actual marcado por el poder de la prisa te impida regalarte tiempo a ti mismo para hacer aquello que realmente quieres hacer.
  8. Alimenta tus sueños como cuando eras un niño que tenía fe en lo imposible. Más allá de la edad, disfruta de la alegría de conocer amigos.
  9. Hoy, solo por hoy, lucha al cien por cien por aquello que amas. Y mañana, vuelve a hacer lo mismo.
  10. Date una nueva oportunidad para empezar desde cero.


Deja tus comentarios aquí: