Intervención Alimentaria en pacientes TEA

Intervención Alimentaria en pacientes TEA

El estado nutricional de las personas con Trastornos del Espectro Autista (TEA) puede verse afectado por los problemas gastrointestinales, alergias a alimentos, desórdenes metabólicos y deficiencias nutricionales. Muchos de los pacientes diagnosticados, son juzgados por ser “mañosos” o muy “selectivos” al comer, lo que induce a una dieta deficitaria que conlleva a problemas más adelante.

Para atender estas necesidades, es importante;conocer qué las origina, pues no siempre el comportamiento está asociado al alimento en si mismo, sino a las sensibilidades sensoriales de los chicos TEA. Así que en esta primera entrega, comparto los hallazgos más recientes de las investigaciones, de manera que usted pueda reconocer las posibles causas, para luego manejarlas con más asertividad.

Se han sugerido varias razones para la prevalencia de problemas de alimentación en niños con TEA, incluida la concentración en el detalle, la perseverancia, la impulsividad, el miedo a la novedad, las deficiencias sensoriales, los déficits en el cumplimiento social y la intolerancia biológica a los alimentos. La ansiedad de los padres, el refuerzo de los patrones de alimentación negativos y las dificultades de comunicación se han sugerido como refuerzos sociales adicionales que contribuyen al mantenimiento de conductas de alimentación poco saludables.

De acuerdo con los trabajos de Ledford and Gast (2006) se estima que entre el 46%-89% de las personas diagnosticadas con TEA, experimentan algún problema relacionado al comer. Esto incluye el proceso sensorial, comportamiento al comer y desórdenes alimentarios, lo cual puede provocar una pobre calidad en su dieta. 

Los estudios de Jeanne Marshall y sus colaboradores (2014) describen aumento de peso (cuando la ingesta de energía excede los requisitos en presencia de un balance adecuado o inadecuado de nutrientes) y pérdida de peso (donde la ingesta de energía es menor que los requisitos) como resultado de un dieta restringida, y ambos estados se han observado en niños con TEA. 

Otros informes también han demostrado que un equilibrio nutricional deficiente durante la vida temprana puede tener implicaciones importantes para la salud de los adultos, particularmente con respecto a enfermedades cardiovasculares y diabetes tipo II.

Asimismo, cuando la dieta es deficitaria, se pueden manifestar problemas de estreñimiento, provocado por la limitada selección de alimentos ricos en fibra y fragilidad ósea.

Algunos medicamentos utilizados durante la intervención de los niños TEA, tales como el Ritalin, disminuyen el apetito. Esto puede reducir la cantidad de alimento ingerida, lo cual puede a su vez, afectar crecimiento y desarrollo. Otros medicamentos pueden aumentar su apetito lo cual puede provocar aumento en peso. Otros pueden afectar la absorción de ciertas vitaminas y minerales.

Las anomalías gastrointestinales, como la esofagitis por reflujo, se correlacionan con la irritabilidad repentina y el comportamiento agresivo en las personas con TEA, lo que podría ser la causa de algunos problemas de comportamiento a la hora de comer, es instintivo rechazar lo que no nos hace sentir bien.

Otras dificultades giran en torno a los cambios en rutina. Por ejemplo, pueden rehusarse a comer a menos que sea en el mismo lugar, en el mismo puesto de la mesa, con los mismos utensilios, la misma servilleta y los mismos alimentos todos los días. 

El menor cambio en esta rutina, puede provocar rabietas y puede provocar que el individuo rechace el alimentarse.

En el área del procesamiento sensorial también son comunes situaciones que terminan reflejándose en los hábitos alimentarios. Por ejemplo, si un niño con TEA es hipersensible a los sonidos, puede que no quiera comer en un área ruidosa, o donde haya otras personas conversando. Si tienen sensibilidad visual, podría aceptar alimentos de un color solamente. Podrían incluso, ser incapaces de consumir alimentos que están haciendo contacto con otros del color que es rechazado. 

Otras áreas que afectan el proceso de comer en chicos TEA incluyen el área social, manifestando dificultad para mantenerse sentado por mucho tiempo, para entender reglas sociales, para comprender cómo sus acciones afectan a los demás y para entender el lenguaje no verbal. 

En el área motora, en especial los chicos que manifiestan bajo tono muscular, que puede tomarse excesivo tiempo en ingerir sus alimentos, reteniendo o no, los mismos en su boca y finalmente en el área sensorial, cuando son sensibles a la temperatura de los alimentos, rechazar alimentos por la textura, color, olor o sabor y hasta pudiese preferir alimentarse con tetero o vaso dispensador, lo que implica procesar todas las comidas, limitando el desarrollo maxilofacial y sus problemas colaterales en el habla.

Un estudio realizado por el equipo del Dr. Benetto demostró que los niños con TEA eran menos capaces de identificar los sabores agrios y amargos, sin embargo, podían reconocer sabores salados y dulces. Este estudio puede arrojar luz sobre el por qué los chicos con TEA evitan cierto tipo de alimentos, tales como las carnes, pero aceptan los alimentos como pasta y panes, sin embargo, aún queda mucho por revisar en este tema, especialmente de cara al manejo en espacios públicos y centros educativos, donde las autoridades aún no están preparadas para manejar estas conductas alimentarias, lo que termina aislando a los chicos y a su familia, generando un circulo vicioso que limita la integración.

Los padres de niños y adolescentes TEA se enfrentan a las limitadas preferencias alimentarias de sus hijos y algunos manifiestan que los cambios en la dieta de sus hijos pueden hacer una diferencia en cómo se siente o actúa fuera y dentro del hogar, sin embargo, es mucho lo que se necesita en términos de educación a los padres, a los docentes y a las personas responsables de servicios de atención al público, pues algo que he venido comentando en este espacio, es que estos que hoy son niños, mañana serán adultos que requieren y demandan cierta autonomía. Para ellos y por ellos necesitamos comenzar a trabajar hoy! 



Deja tus comentarios aquí: