Ir a contracorriente, apostar a lo diferente

Hoy vengo con un material que espero les ayude a discernir, sobre todo si se encuentran en esos momentos en donde no saben exactamente qué es lo que quieren pero lo que sí saben es que ya están agotados de hacer siempre lo mismo.

Fíjense bien, recién pase por una situación similar, literalmente estaba aburrida de mi vida, agotada de hacer siempre lo mismo y no porque no me gustase lo que estaba haciendo, simplemente sentía que mi zona de confort se había quedado pequeña para el potencial que requería explotar. Venimos cargados con dones desde que nacemos, regalos que nos da el mismo Dios para que los usemos y podamos hacer de nuestra vida, una vida mas alegre. La vida se nos dió para vivirla, para sentirla, para pasar por ella sembrando y recogiendo la cosecha de nuestras acciones. Y no se trata de una visión come flor de la Vida, se trata de pasar por ella siendo los protagonístas en lugar de las víctimas. Asumir el reto de cambiar, de elegir mejor.

Incontables son las veces que en ese definir qué queremos hacer, nos encontramos con el “DARNOS CUENTA” de que somos buenos para lo que la mayoría de las personas creen que no, también descubrímos que nos queremos dedicar a un trabajo que la gran mayoría de las personas no elegirían y es ahí justo en ese momento donde el universo te invita a apostar por eso porque si realmente es algo que te fluye, que amas, con lo que eres alegre no tienes por qué no generar ingresos. El que es más rico no termina siendo quién más tiene si no aquel que puede disfrutar lo que hace, que tiene tiempo de calidad para viajar, descansar, compartir con la familia y los amigos y no es que no quiera más cosas simplemente tiene lo que necesita, se lo sabe proveer cuando lo requiere. Ahí radica la verdadera riqueza.

He descubierto lo importante que se hace en el camino de ir contra la corriente colocarte en sitios donde las demás personas si no comparten la misma visión por lo menos que no te opaquen el entusiasmo. Es muy importante que al irnos contra la corriente sepamos que muchas veces esa corriente nos va a llevar, porque es normal cansarse de tanto nadar en dirección contraria. Acudamos a nuestra parte divina, definamos metas claras, objetivos reales medibles y alcanzables, hagamos nuestra parte y los resultados vamos a ponerlos en manos de Dios. Hagamos un ejercicio para expandir nuestra capacidad pulmonar mientras nadamos. Estoy segura que nos moveremos poco, pero nos moveremos. Lo más importante de todo es que aprenderemos a respirar y no ahogarnos cuando el agua nos sobrepase.

Siempre tengo un cuento para ilustrar lo que quiero contarles y éste artículo no se salva, tengo un amigo que dejó su trabajo de 8 horas, en una oficina por unirse a un grupo de personas empresarias y emprendedoras con una sola finalidad compartir un estilo de vida diferente. Que hace él? ayuda a la gente a alimentarse mejor, a nutrirse mejor, con eso logró por ejemplo bajar de peso y es su propia experiencia la que incentiva a otros a seguirlo. En ese grupo de personas (lo que yo llamo los círculos de iniciación) se nutren entre ellos, se forman como líderes de su propia vida, de sus finanzas, además de que se suman en conocimientos unos a otros. Cuando hablo de nutrirse, hablo de que se nutren en todos los aspectos tanto físicamente como emocionalmente.

Cuando inicies un camino diferente a lo acostumbrado no vayas en busca del que siempre piensa igual, al contrario busca al que piensa distinto al que puede mostrarte otra perspectiva del asunto, y empieza buscando adentro de tí. Sé esa persona que puede salirse de una situación y verla desde la derecha, desde la izquierda. Aunque no lo crean el mundo necesita más personas que vayan con su ritmo natural, que se resistan menos y que fluyan más.12625677_10208398196135236_1577714085_n

Cuéntame algo… ¿Recuerdas alguna vez haber nadado Contracorriente? Puedes contarme tu historia? Qué sientes que te faltó? ¿Qué te ayudo a continuar? ¿Cuál fue la ganancia? ¿Lo harías de nuevo?

No siempre tiene que ser así, pero en los momentos en que se requiere tu vida está dispuesta a cambiar. ¿Quieres dirigirla TU o por el contrario quieres que las circunstancias te lo impongan?

Como siempre me despido con mucho cariño, esperando que sea lo que sea que estés atravesando recuerdes que la DISCIPLINA y la CONSTANCIA son elementos fundamentales.

Qué te digan que no se puede y que tu puedas decirle A MI DIME COMO SI!

Ánimo. Yo te acompaño

Con cariño

SISAN… Convirtiendo Ideas en Realidad



Deja tus comentarios aquí: