Kiosko de flores: “Una flor, una esperanza” Enero (1 de 2)

Hoy tuve una dosis de Inspirulina y quise compartir esto con toda la comunidad.

Esta nueva actividad de “Semilla de Vida” que compartiremos a través de Inspirulina se generó a raíz de un regalo de la vida, al contactar a dos amigos (Jacqueline y Roberto), después de veintidós años sin saber absolutamente nada de ellos. El reencuentro fue propiciado por las flores, a través de la página de FB Caracas en flor; conocí allí la pasión de Jacqueline por las flores, especialmente por las orquídeas. Intercambiamos varios mensajes y gustosamente accedió a compartir con Uds fotos de las constantes floraciones de sus orquídeas.

Así nació el Kiosko de flores: “Una flor, una esperanza”, que saldrá bimensualmente y básicamente estará formado por un texto corto y una galería  de fotos. Hasta aquí no parece haber nada nuevo, salvo el nombre del kiosco que motiva ha mantener la esperanza. Es allí donde está la clave, ya que cualquier persona puede participar y compartir la foto de una flor que será incluída en una de las galerías del mes, aportando así una esperanza. Los únicos requisitos son que “su” foto debe ser de una flor actual, debe acompañarla con la información respectiva (autor, fecha, lugar, identificación de la flor) y enviar el archivo al email [email protected]

En esta primera edición quiero agradecer la colaboración de Jacqueline Martin, Laura Chiqui Del Campo, Teresa Dopico (España), Ernesto Andreu, Tomás Fernández, Erick Houli y Alberto Rojas (primero las damas, los chamos de último).



Deja tus comentarios aquí: