La avena y sus propiedades

La avena es un cereal comestible y con almidón (un carbohidrato complejo que aporta energía al organismo). Esta, al contrario de otros alimentos que cambian su estructura química al cocinarse, potencia sus beneficios al liberar pectinas y mucílagos (fibras solubles que ayudan a reducir niveles de colesterol y glucosa en la sangre). Se recomienda que sea consumida por personas con colesterol elevado, diabetes o problemas cardíacos.

Propiedades nutricionales

La avena es rica en antioxidantes, vitaminas y nutrientes: vitaminas del complejo B (B2,B3, y B6), Manganeso, tiamina, calcio, hierro y proteínas de alto valor biológico. Además contiene grasas vegetales no saturadas como el omega 6, y cuenta también con gran proporción de fibra insoluble (y también solubles) contribuyendo al adecuado funcionamiento intestinal.

Usos estéticos

Se utiliza para calmar picazones e irritaciones; alivia molestias al aplicarla sobre la piel. También se recomienda para enfermedades inflamatorias de la piel como la psoriasis y para eliminar las espinillas, granos y demás molestias de acné. Así mismo se puede utilizar como hidratante y regenerador sola o mezclada con miel, sábila con claras de huevo, siendo excelentes en caso de quemaduras solares.

Beneficios para tu salud

Por todas las propiedades anteriores la avena puede ser utilizada para:

  • Estabilizar los niveles de azúcar en la sangre.
  • Reducir el colesterol.
  • Combatir el estreñimiento y la gastritis.
  • Eliminar ácido úrico por su propiedad diurética.
  • Tratar tos, bronquitis y faringitis por su acción expectorante.
  • Proporcionar energía para reducir el cansancio, estrés o sueño.
  • Estimular la glándula tiroides, ayudando a metabolizar las grasas, por lo que posee propiedades adelgazantes.
  • Favorecer la producción de leche durante el embarazo y la lactancia.

Te invito a incluir este alimento en tu rutina diaria y a disfrutar de sus beneficios.



Deja tus comentarios aquí: