La Aventura Fotográfica: juegos para niños

En mi post anterior hablé sobre el papel que tiene hoy día la Fotografía como disciplina ideal para que los niños y adolescentes descubran su creatividad y desarrollen una manera muy personal de ver y entender el mundo a su alrededor, convirtiéndola en un maravilloso recurso para recrearse, documentar y expresarse artísticamente.

El Aprendizaje Secuencial (Flow Learning), es una metodología creada a comienzos de los años setenta, por Joseph Cornell, educador y autor de la serie de libros Sharing Nature, la cual «provee a los educadores de una simple guía estructurada para orientar a los estudiantes en sus propias experiencias en la naturaleza, a través de juegos y dinámicas que hacen que el aprendizaje de los participantes sea divertido y emerjan con un vívido y fresco entendimiento por el mundo natural.» Esta metodología plantea cuatro etapas de aprendizaje: 1.- Despertar el entusiasmo 2.- Concentrar la atención 3.- Tener una experiencia directa y 4.- Compartir lo aprendido.

Esta misma metodología puede ser aplicada en la enseñanza de la Fotografía a niños,  ya que de manera paulatina y sencilla van asimilando los conocimientos, como parte de una experiencia agradable y divertida. La mejor manera de «enganchar» a los pequeños a esta práctica es convertirla en una aventura fotográfica, donde el niño sea protagonista de momentos que le dejen agradables recuerdos, conocimientos y ganas de compartir sus logros, en este caso, sus fotos. Como padres y docentes tenemos la maravillosa oportunidad de participar con ellos en esa aventura de descubrir, aprender y crear, en la cual nuestro papel será el estimular, ofrecer conocimientos, reforzar y corregir sobre la marcha.

Partiendo entonces de esta metodología, es recomendable ir acercando a los niños al tema fotográfico con juegos y dinámicas recreativas, como las que se sugieren a continuación:

  • «Veo una cara»: A nuestro alrededor hay muchas escenas cotidianas donde pueden haber «caras escondidas», en objetos, edificios y cualquier espacio. Invita a tus niños a encontrarlas y fotografiarlas. Este juego ayuda a desarrollar su agudeza visual, a comenzar a «entrenar el ojo» para ver detalles que pasan desapercibidos.
  • «El cuento escondido»: Esconde varios objetos/juguetes en una habitación o espacio al aire libre. Invita a tus niños a encontrarlos. Cada vez que encuentren un objeto deben fotografiarlo. Una vez encontrados todos, invítalos a improvisar un cuento o historia con las fotos. Este juego pone en práctica su sentido de competitividad y estimula la imaginación.
  • «Pequeños fotoreporteros»: Invita a tus niños a documentar con fotos todas las actividades que realicen en un día libre. Esta tarea los ayuda a entender el poder de la imagen como lenguaje y como recurso de documentación gráfica de los hechos.

Con la ayuda de estos y muchos otros juegos que podemos inventar, estaremos iniciando el proceso de aprendizaje de los niños en la Fotografía, como una experiencia agradable que ellos mismos querrán seguir practicando, poniendo al descubierto su potencial talento.

¡Acompaña a tus chicos en la Aventura Fotográfica!

«El arte supremo de padres y maestros consiste en despertar el placer por la expresión creativa y el conocimiento».  Albert Einstein.



Deja tus comentarios aquí: