La Casa sobre la roca: un lugar que te llena de creatividad

La Casa sobre la roca: un lugar que te llena de creatividad

Recientemente estuve de visita en Chicago, y una parada obligatoria fue The House on the Rock (La casa sobre la roca), en Spring Green, Wisconsin. Las sensaciones que ahí se experimentan son indescriptibles, pero sin duda, producen un cambio gradual y favorable en la forma de ver las cosas y sobre todo en nuestro lado creativo.

La Casa sobre la roca fue construida en 1945 por Alex Jordan sobre una enorme roca, lo que le dio la posibilidad de poseer una increíble vista de la naturaleza que la rodea. Este establecimiento fue abierto al público en 1960, y se le considera una maravilla arquitectónica. Miles de personas de todas partes del mundo vienen a este lugar a visitar exclusivamente el genio de un hombre único e irrepetible, Alex Jordan.

El lugar se divide en tres secciones, y da la posibilidad de un recorrido absoluto por cada una de ellas, una más asombrosa que la otra. En la primera parte de la construcción se encuentra el centro de bienvenida. Este espacio es el que Jordan dispuso como su hogar en un principio, pues su idea principal era poseer una casa de lujo con particularidades adaptadas a su gusto. Sin embargo, con el paso del tiempo la obra arquitectónica fue llamando la atención de las personas por lo curioso, original y misterioso de su diseño, y es que hay que estar ahí para apreciar lo que realmente es. Fue esto lo que condujo a que el lugar se convirtiera en una atracción turística.

El resto de las áreas se fueron construyendo en épocas diferentes, pero todas conservan el mismo esquema y peculiaridad. Cada espacio que recorres tiene algo para ver, hay movimientos, hay sonidos, en general, es una gran estimulación para el cerebro y nuestro lado creativo. Jordan se adelantó a su tiempo; ahora que la neurociencia habla de la importancia de mirar y escuchar para el desarrollo del cerebro, este hombre construyó esta casa convencido de ello. Hay habitaciones en las que parece que entras a una sala de orquesta sinfónica, y con solo meter unas cuantas monedas la orquesta de músicos invisibles empieza a tocar. En realidad, en muchas salas, son los instrumentos musicales los que empiezan a tocar por sí mismos.

El Infinity Room es un largo pasillo suspendido en el aire que posee más de tres mil ventanas que permiten observar la naturaleza desde una gran altura lo que da la sensación de que el espacio nunca termina. El simple hecho de estar ahí te aporta una percepción de que estás suspendido en el aire o puedes volar. Si a pesar del miedo a las alturas recorres este pasillo, seguramente habrás atacado un miedo que inconscientemente paraliza. Ese lugar te impulsa a abandonar los miedos, confiar y creer en ti. Yo estuve parada ahí y la sensación de volar es impresionante.

La Casa sobre la roca también posee el carrusel más grande del mundo. Es difícil describir el momento de llegar ahí y estar frente a una cosa con más de veinte mil luces que lo iluminan. Mide 80 pies de ancho, 35 pies de altura y pesa unas 72 mil libras. Aunque no puede ser utilizado u ocupado por las personas, solo es para su observación, cada detalle que posee te hace viajar en el tiempo y recordar tu época de niñez cuando estabas firmemente convencido de que todos los sueños se hacen realidad y tu imaginación desbordaba.

Visitar este lugar me aportó un respiro, una pausa en mi ajetreado día a día, pero lo más importante es que me reconectó con el “yo creativo”. Pude ver lo importante que es preservar y nutrir nuestra imaginación, nuestro lado creativo. Distraer la mente en momentos oportunos te puede resultar reparador, te inyecta de energía y te impulsa a continuar tus proyectos con mejor disposición.

Recomiendo encarecidamente que las veces que puedas, por muy difícil que te resulte, te tomes un tiempo para dejar volar tu imaginación, reconectarte con tu “yo creativo” y sobre todo tener vivencias que te permitan comprobar que vinimos a este mundo a disfrutar y a ser felices porque cada uno es único e irrepetible. Alex Jordan es un ejemplo de ello. Visítala aquí https://www.thehouseontherock.com/HOTR_AttractionMain.htm



Deja tus comentarios aquí: