La Catedral de Sal de Zipaquirá, una experiencia que no te puedes perder

Esto de ser viajero compulsivo me lo he tomado en serio últimamente, desde mi experiencia puedo decir que existen cientos de lugares maravillosos en el mundo, paisajes naturales, construcciones, parques, plazas, museos y un infinito etcétera que si enumeramos ahora posiblemente no nos alcance un post, pero pocos llegan a impresionarte como la Catedral de Sal de Zipaquirá, en Colombia;  es por ello que de ella va mi post inaugural en Inspirulina.com

Ubicada en Zipaquirá, a unos 49 kilómetros de Bogotá (tomando la autopista norte), la Catedral de Sal es la maravilla número 1 de Colombia y créanme no es en vano.

RA_SAL_02

Su construcción se inició en 1991, posterior al derrumbe de la catedral antigua y fue inaugurada en 1995. Esta catedral fue construida por los mineros como tributo a la virgen, su patrona. Sus dimensiones son realmente majestuosas y lo mas impresionante es que está construida dentro de lo que anteriormente era una mina de sal; sus capillas, caminos y galerías son lo que antes fueron socavones propios del proceso de la extracción del mineral de sal, mineral que aun hoy en día se utiliza como materia prima para la elaboración de sal común, yodo, salmuera, entre otros.

Es difícil describir un sitio de tal majestuosidad con palabras, entre las dimensiones, esculturas en la roca, el juego de luces y cada uno de sus atractivos, la Catedral de Sal de Zipaquirá es un lugar único en el planeta, en su estilo (al menos que conozca) existen solo la catedral de sal de Nemocón (también en Colombia) y otra similar ubicada en Polonia, ambas de menores proporciones.

RA_SAL_04

Al llegar al complejo donde está ubicada la Catedral, encontrarán una colina de clima fresco (a veces demasiado), que dispone de un amplio estacionamiento (parqueadero, como lo llaman los lugareños), con lo cual resulta bastante sencillo ir en auto. Una vez dentro del complejo encontrarán el parque de la sal, que está conformado por una especie de Plaza – Anfiteatro, el Museo de la Sal, la Plazoleta de Comidas, una Pared de Escala y un pequeño Parque Infantil.

Una vez allí, deben proceder a comprar sus boletas (entradas), cuyos precios pueden variar según el número de atracciones que escojan visitar, pero oscilan entre unos 12.000 y 20.000 pesos colombianos (entre 7 y 12 dólares americanos). La recomendación es que escojan visitarlas todas.

En la entrada se organizan pequeños grupos (el número de personas varía según la temporada) y el ingreso a la catedral se hace con un guía que amablemente cuenta los detalles de la construcción, hechos históricos, curiosidades y hasta el significado religioso de cada uno de los sitios y objetos que verán a lo largo del recorrido, este recorrido demora entre una (1) y dos (2) horas y comprende el Viacrucis, el Domo de Sal, Nartex, El Coro, entre otros; todos ellos únicos en el mundo pues se encuentran a varias decenas de metros de la superficie.

RA_SAL_05

No puedes dejar de visitar “La Ruta del minero” y ser minero por un día; el teatro donde se proyecta una película en 3D alegórica a la Catedral, la mina y la sal; La Zona de Compras, donde puedes encontrar desde recuerdos tallados en mineral de sal virgen, hasta esmeraldas de excelente calidad; el Show de Luces; el Espejo de Agua; tomar un Café en lo profundo y el resto de las atracciones que día a día se van sumando a este complejo.

Algunos tips:

  • No te ofusques en hacer fotos durante el recorrido, disfruta de la visita guiada y de cada espacio del lugar, la ruta de entrada es la misma de salida, es mas cómodo hacer la fotos a la vuelta, no hay presión y puedes hacerlo a tu ritmo.
  • Trata de llevar baterías extras, las propiedades del terreno, hacen que las baterías rindan considerablemente menos de lo normal, toma  previsiones.
  • Trata de llevar un abrigo ligero, dentro de la mina puedes llegar a sentir algo de frío. De igual forma debes procurar llevar un impermeable o un paraguas, en las afueras de la mina suele llover durante todo el año.
  • A la mina no solo puedes llegar en auto, también puedes hacerlo por medio de “El tren de la Sabana”, un tren antiguo a vapor que le suma el atractivo al paseo de cruzar la sabana de la manera antigua y disfrutar del paisaje.

Ahora, démosle lugar a las imágenes y que cuenten lo que no pude contarles con palabras.

 



Deja tus comentarios aquí: