¿La cultura de nuestro país tiene que ver con nuestra forma de ser?

¿La cultura de nuestro país tiene que ver con nuestra forma de ser?

La cultura también se define en las ciencias sociales como un conjunto de ideas, comportamientos, símbolos y prácticas sociales, aprendidos de generación en generación a través de la vida en sociedad.

El tema cultural se va incorporando en nosotros como un mecanismo de adaptación para poder funcionar mejor en la sociedad en la que vivimos, es decir, nuestra personalidad se va moldeando no solo por nuestra familia, sino también por el contexto social, por la cultura que nos rodea.

Así vemos impactos en cuanto a patrones de belleza, formas de vestir, de comer, modismos lingüísticos, e incluso muchos rasgos de personalidad y esto tiene que ver con las creencias o valores que suelen ser predominantes.

A las personas que, al igual que yo, tienen influencia cultural de más de un país, bien sea porque han vivido años en diferentes países o porque son hijos de extranjeros, les resultará más fácil comprender el nivel en que esa cultura influye en la forma de ser, desde los aspectos más sencillos hasta conductas sociales más complejas, pudiendo en algunos casos tener hábitos y costumbres contradictorios.

Así vemos cómo en la cultura japonesa es normal quitarse los zapatos al entrar a una casa; en las fiestas italianas debe sobrar la comida para que sea exitosa; en África no mirar a los ojos cuando se conversa, en especial si lo haces con una persona mayor, es un símbolo de respeto; el sacar un chiste de todo lo que sucede en la vida es característico de los venezolanos. En muchos países de Europa es natural que los hombres se besen, pero en el mundo occidental esta costumbre definitivamente no es lo aceptado.

Son solo pocos ejemplos de lo que la cultura de un país hace en tu forma de ser, de modo que además de confirmar que el buen o mal comportamiento en un determinado lugar depende de las reglas establecidas, es una invitación a considerar si deseas emigrar a otro país. El conocer su cultura debería ser un aspecto fundamental, porque el adaptarse al contexto influye en gran medida en la aceptación que puedas tener, y, no se trata de dejar de ser tú, sino de respetar los valores históricos de una nación.

Otra reflexión final que les quiero dejar es que si un país quiere introducir cambios, el principal cambio a lograr es el cultural porque, como todo en la vida, nada es estático, y si ciertos patrones culturales establecidos son inadecuados o ineficaces para los objetivos que como nación se pretenden alcanzar, hay que cambiarlos. ¿Cómo? Con mucha comunicación, con el ejemplo de los líderes y con un sistema de recompensas y castigos.



Deja tus comentarios aquí: