La empresa sustentable

No es casual que las mejores ideas en su mayoría se deriven de momentos de crisis. La economía no escapa de ello, a pesar de los indicadores de producto interno bruto, los temas sobre el ingreso y egreso sumado a la mortalidad y natalidad de las poblaciones, todavía no se tiene esa formula secreta para acabar con la pobreza. En una sociedad donde la inequidad se incrementa y “unos tienen más que otros” la búsqueda de una receta para sanar las economías y liberar las deudas públicas se ha vuelto cuesta arriba.

Dentro de este contexto de creatividad y búsqueda de soluciones en materia de economía para los más necesitados, existen las empresas sociales o sustentables. Un proyecto que merece la pena destacar es el desarrollado por Muhammad Yunus en Bangladesh, un país situado al sur de Asia y rodeado por India. Su objetivo es buscar nuevas formas para ayudar a las personas de escasos recursos a salir de la pobreza.

banco_grameen¿Cuál fue la estrategia de Yunus? La creación del Banco Grameen destinado a dar préstamos a bajo interés a los más pobres de entre los pobres. Este profesor de economía desarrolló esta idea y hoy presta sus servicios a 8 millones de beneficiarios, del cual el 97% son mujeres, ubicadas en las aldeas en Bangladesh. El Banco Grameen es una de las ideas más revolucionarias de los últimos tiempos, y gracias a ella su precursor se ha hecho merecedor del Premio Nobel de la Paz.  

Con el objetivo claro de ayudar a los pobres, Yunus propuso las empresas sociales y las introdujo en el mercado para competir y obtener ganancias, tomado dos consideraciones, estas son: acordar con los inversores no tomar dinero alguno de la compañía por encima de su inversión original y otorgar un beneficio social específico a gente necesitada. La creación de decenas de empresas sustentables en Bangladesh ha permitido además del otorgamiento de micro créditos a los pobres, la constitución de empresas dedicadas a la producción de alimentos nutritivos a precios accesibles, servicios de telecomunicaciones para las zonas rurales y la exportación de telas tradicionales.

Con la meta de erradicar la pobreza en el 2050, Yunus no se ha quedado en Bangladesh, sino que ha expandido sus células Grameen en Europa y Latinoamérica, caso Colombia y Argentina, por mencionar algunos ejemplos. Con esta lección de economía popular quedó comprobado una vez más que la sustentabilidad será una realidad, siempre y cuando confiemos en la población y en conjunto busquemos soluciones para mitigar el hambre, reducir las guerras y solucionar las crisis.

Si te interesa adentrarte en el mundo Grameen te recomiendo leer Creating a World Without Poverty (Un mundo sin pobreza) o Building Social Business (Creando empresas sociales) o consultar la página oficial del señor Yunus

 



Deja tus comentarios aquí: