La energía es tuya, ¡protégela!

La energía es tuya, ¡protégela!

Como bien sabes, todo es energía; la misma que necesita estar en constante movimiento y ser una transacción equitativa siempre, es decir, buscar el balance natural de la vida. Nuestro campo energético nos pertenece, y tenemos que cuidarlo para que nos apoye en esta vida. Sin nuestra energía, no podemos avanzar y no podemos brillar en el mundo, ni cumplir plenamente nuestro propósito.

A veces, nos sentimos completamente exhaustas o drenadas, no solo físicamente, sino también emocionalmente. Cuando esto está ocurriendo, la mejor forma de proteger tu energía es estar presente en todo momento. Porque cuando estamos presentes, realmente viviendo este momento (sin pensar en el futuro o el pasado), podemos conectarnos con nuestro cuerpo físico y nuestra intuición para darnos cuenta de las cosas -en el ambiente o en las relaciones- que están drenando o bajando nuestra energía.

Los drenajes energéticos pueden ser personas, lugares, situaciones, pensamientos y cosas que te afectan negativamente y que te hacen sentir baja de energía o mal acerca de ti misma. A continuación comparto contigo algunas preguntas que te ayudan a saber si algo te drena energéticamente.

Antes de iniciar, recuerda el mantra de la energía: “Mi energía me pertenece y yo decido a quién se la entrego”.

Algunas preguntas que puedes hacerte para detectar las cosas que te drenan energéticamente:

Relaciones:

  • ¿Qué personas o relaciones te faltan por perdonar?
  • ¿Tienes alguna amiga con la que la relación sea incómoda por falta de comunicación?
  • ¿Te rodeas de personas negativas? ¿Quiénes?
  • ¿Te sientes obligada a pasar tiempo con personas con quienes ya no tienes intereses en común?
  • ¿Hay alguien que cuando habla intenta herirte, hacerte sentirte mal o menciona cosas negativas de ti?
  • ¿Quién sientes que drena tu energía? ¿A quién le das demasiado espacio en tu mente?
  • ¿Estableces límites claros con las personas? ¿Sabes decir que no?

Mente:

  • ¿Qué miedos impiden que avances en tus proyectos?
  • ¿Qué frases negativas dan vuelta constantemente en tu vida?
  • ¿Qué creencias limitantes tienes que dejar ir?

Cuerpo:

  • ¿Qué hábitos drenan tu energía?
  • ¿Cuánto tiempo pasas en las redes sociales o en el celular a diario?
  • ¿Qué tipo de información estás consumiendo?
  • ¿Mueves el cuerpo y haces ejercicio?

Otros:

  • ¿Qué cosas físicas en tu entorno tienes que dejar ir?
  • ¿Qué cosas en tu trabajo tienes que dejar ir?
  • ¿Dónde pasas la mayor parte de tiempo en el día? ¿Es en un lugar quevibra alto o un lugar que te drena?

Una vez que identificas qué drena tu energía es importante que establezcas tus límites y que busques formas de que la situación o persona no te afecte o bien que puedas apartarte de la situación. Recuerda, tu energía te pertenece y tú decides a quién se la entregas.



Deja tus comentarios aquí: