¿La espera, desespera?

Tener el poder de hacer realidad lo que visualizamos con tan solo abrir y cerrar los ojos es un poder deseado por muchos, pero no es una realidad. Cuando se quiere algo, hay que trabajarlo con constancia y determinación.

A diferencia de los actos de magia donde se ve al ilusionista hacer aparecer y desaparecer lo que desea con tan solo un “abracadabra”, en la vida real cuando se quiere lograr un objetivo hay que trabajar por conseguirlo. Corresponde identificar las fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas de nuestro panorama actual para elaborar una estrategia que nos impulse hacia lo que deseamos.

No obstante, hay que tener claro que cuando se decide trabajar por alcanzar un sueño, no todo lo que sigue es fácil. Toda meta implica sacrificios e incluso cambios de enfoque del plan de acción a seguir. Lo importante es que eso que nos mueve a lograr lo que queremos, realmente nos apasione y que lo que se haga a diario para lograrlo lo sepamos disfrutar. Bien es sabido que el éxito no es lograr una meta, sino decidir ser feliz con lo que se tiene, aun cuando haya días que desees tirar la toalla. A mí me pasa, a veces siento que estoy muy cansada y que es más fácil tirar la toalla, pero lo quisiera hacer a la orilla de una playa paradisiaca en Las Bahamas.

Cuando paso por estos episodios de desespero, que considero que son normales en los seres humanos, hago catarsis hablando al respecto con gente cercana que sé que me ama y desea lo mejor para mí. Asimismo, me refugio en mi fe y reflexiono en mi intimidad acerca de la confianza. Si me desespero es porque desconfío y quiero controlar; y es entonces, cuando decido soltar la presión, dejar que las cosas fluyan en su tiempo perfecto y me centro en reconocer lo que muchos sabemos, que el presente es un gran regalo y que no tengo por qué presionarme por cosas que no han sucedido y, por el contrario, tengo todo lo necesario para hacer del hoy el mejor escenario para vivir a plenitud.

Saber esperar

  • Plantéate pequeñas victorias cada día
  • Come bien
  • Haz ejercicio
  • Participa en actividades que te diviertan
  • Rodéate de personas positivas
  • Cree en ti

 



Deja tus comentarios aquí: