La felicidad no tiene edad

Muchas personas asocian la edad a los estados de ánimo. Que son muy viejos o tal vez, demasiado jóvenes. Lo cierto es que ¿influye realmente esto en ser o no más feliz?

Según un sondeo de la marca británica Juicy Drop Pop, cuando disfrutamos más de la vida es a los 9 y a los 68 años. Estas son las edades precisas en donde más nos divertimos y tenemos menos preocupaciones.

Más allá de cómo nos podamos sentir en una determinada etapa, cada uno de nosotros puede poner un poco de sí mismo para que la felicidad esté de nuestro lado, o por lo menos, que se acerque. Es por eso que lo invitamos a practicar estos siete consejos, con la intención de alegrar su vida:

  1. Agradezca a la vida todo lo bueno que tiene: escriba en un papel diez cosas que existan en su vida que le dan felicidad. Cuando hacemos una lista de gratitud nos obligamos a enfocarnos en cosas buenas.
  2. Comience el día con pensamientos alegres: las horas de la mañana están llenas de energía y fuerza vital, no las desperdicie con ideas absurdas o perezas paralizantes. Ocúpese en algo constructivo.
  3. Gaste su dinero en experiencias no en cosas.
  4. Invite a las emociones positivas a su vida: éstas a menudo nos ayudan a mejorar nuestros recursos internos, nos hacen sentir bien en el ahora y en el futuro y a enfocarnos en las cosas que sí están funcionando.
  5. Pegue recuerdos bonitos, frases y fotos de sus seres queridos por todos lados. Llene su refrigerador, computador, escritorio, pieza y su vida de recuerdos bonitos.
  6. La felicidad es contagiosa: es importante rodearse de gente alegre, optimista y positiva que compartan nuestros valores, metas y sueños.
  7. Escuche música: está comprobado que escuchar música despierta deseos de cantar y bailar. Esto le va a alegrar la vida.

Por Consuelo Berríos
[email protected]



Deja tus comentarios aquí: